El Grupo Operativo del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de León detectó, con motivo del establecimiento de un control de velocidad, alcohol y drogas, la circulación de un vehículo a una velocidad de 210 km/h en la Autopista AP-71 León-Astorga. Tras ser detenido en la localidad de Hospital de Órbigo, arrojó un resultado positivo en cocaína y anfetaminas en la prueba de drogas, así como una tasa de alcoholemia de 0,70 mg/l. (max. permitido 0,25). Es de mencionar que el conductor es reincidente en este tipo de conductas viales, ya que tiene numerosas infracciones por superar la tasa de alcohol permitida y en junio de este mismo año se le imputó un delito contra la seguridad vial por circular a 183 km/h en una vía secundaria (LE-420), donde el limite era de 90 km/h.

Las diligencias instruidas por el Equipo de Atestados e Informes perteneciente al Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de León, fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Astorga.

El exceso de velocidad es la causa del 30 % de los accidentes mortales en las vías interurbanas. El cumplimiento de los límites de velocidad, podría evitar la muerte de al menos 350 personas al año.

Esta persona podría ser condenada a pena de prisión de seis meses a dos años, o multa de seis a doce meses y trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, a la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo de uno a seis años.

 Servicio de alertas mediante la “App Alertcops”.-

 La Guardia Civil recuerda la puesta en marcha años atrás de la APP ALERTCOPS. Esta aplicación móvil es un servicio de alertas que permite comunicarse de manera precisa, gratuita y rápida con la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

A través de ella se puede alertar sobre una situación delictiva de la que es víctima o testigo; también permite recibir en los móviles mensajes de aviso, cuando el mismo se encuentre en una zona afectada por incidencias.

Impactos: 24