Eduardo Morán y el diputado Marcelo Alonso se entrevistan con el responsable de la institución provincial gallega, Valentín González, que también preside el Consorcio Provincial Contraincendios

La delegación leonesa constata que la Xunta financia al 50% la dotación y el funcionamiento del servicio, así como que la gestión será pública a partir de 2020, con 174 bomberos profesionales

El presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, ha iniciado este jueves en A Coruña su ronda de visitas para conocer de primera mano los diferentes modelos que existen en España para la gestión de los servicios provinciales de extinción de incendios. Acompañado por el diputado encargado del área, Marcelo Alonso, Morán se ha entrevistado con el presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso, y con el gerente del Consorcio Provincial Contraincendios, José Luis Barca.

Los representantes de la institución provincial gallega explicaron que el Consorcio Provincial Contraincendios y de Salvamento de A Coruña, creado en el año 2004, está formado por miembros de la Diputación coruñesa, con su presidente a la cabeza, y de la administración autonómica. De hecho, la Xunta de Galicia cofinancia al 50% las construcciones y equipamientos que requiera el servicio, así como su funcionamiento ordinario, tal como figura en el artículo 23 de los estatutos del Consorcio, que también especifica que el 50% restante corre a cargo de la institución provincial de A Coruña.  (https://www.cciacoruna.com/media/documentos/Estatutos_refundido.pdf).

El Consorcio coruñés, cuya sede central se encuentra en Carballo, dispone de un total de 10 parques repartidos por toda la provincia y su gestión, a partir del próximo 1 de enero de 2020, pasará a ser totalmente pública, tras la elaboración de un informe que concluye que sustituir la actual gestión indirecta supondrá un ahorro de un millón de euros anual al Consorcio, que en el último año aprobó un presupuesto de 9,5 millones de euros y que cuenta con una plantilla de 174 bomberos profesionales.

Según el plan aprobado en el anterior mandato, el Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento (Sepeis) que la Diputación quiere implantar en León contempla la ejecución de seis parques comarcales de bomberos que cubrirán la geografía provincial con unos tiempos de respuesta que rondarán los 30 minutos y que se complementan con los ya existentes en León y Ponferrada.

Los tres parques de referencia se ubicarán en Villablino, Cistierna y Celada de la Vega, mientras que los de nivel 1 estarán situados en Bembibre, La Pola de Gordón y Valencia de Don Juan. Todos serán edificios de nueva construcción, salvo el de Villablino, donde se aprovechará una nave ya existente. El presupuesto para todas estas actuaciones se estableció en 3,4 millones de euros.

El Sepeis leonés prevé contar, según el planteamiento inicial, con 84 trabajadores, de los cuales 9 serán funcionarios y 75 bomberos profesionales. También se ha adjudicado la compra de los 21 vehículos que se distribuirán por los seis parques que compondrán la red provincial, lo que supone una inversión superior a 3 millones de euros.

Impactos: 44