INFLACIÓN

En el segundo trimestre de 2019 la tasa interanual de inflación tiende a la moderación, con valores siempre positivos, siendo el mayor en el mes de abril, un 1,8% y con tendencia a la baja en los otros dos meses del trimestre, el 1,1% en mayo y el 0,5% en junio. La variación interanual que estuvo en valores negativos cerca de dos años para posteriormente elevarse hasta valores superiores al 3%, continúa por la senda de la moderación a lo largo del pasado año y del actual. Esta tendencia de los precios en Castilla y León, es similar a la observada a nivel nacional, pero con un diferencial entre una y tres décimas más alto en Castilla y León.

En cuanto a la tasa de variación intermensual en Castilla y León, se ha producido un ascenso del 1,1% (1% a nivel nacional) en abril, con una mínima subida del 0,2% en el mes de mayo y un descenso del 0,2% en junio (0,2% y -0,1% a nivel nacional respectivamente).

Con esta situación, la tasa de inflación se sitúa en junio en 105,16, muy similar al IPC del conjunto de España (104,82), frente a los 104,02 de finales del trimestre anterior y a los 104,64 del mes de junio de 2018.

Por sectores lo anteriormente expuesto se refleja en un comportamiento diferente dependiendo del sector considerado. Si comparamos los índices del mes de junio de 2019 con el mes anterior la situación es parecida en la mayoría de sectores, con variaciones que no superan el 1%, excepto un ascenso de punto y medio en vestido y calzado y transporte y con ligeros descensos en menaje y ocio y cultura. Si la comparación la realizamos en términos interanuales, lo que elimina factores estacionales, se producen subidas porcentuales en todos los sectores, salvo vivienda y ocio y cultura que bajan más de medio punto, destacando los ascensos en torno a los dos puntos en transporte y hoteles, cafés y restaurantes.

Realizando una comparación entre las distintas comunidades observamos que en todas las comunidades la tasa de inflación interanual de junio es positiva, salvo en las comunidades insulares, Baleares (-0,04%) y Canarias (-0,01%) y muy similar, con valores inferiores al 1%, dándose la variación máxima en Navarra (+0,98%) y Cataluña, País Vasco y La Rioja en torno al 0,75% y siendo la subida en el conjunto de España del 0,43%. La correspondiente a junio respecto de mayo es lógicamente menor, también muy homogénea, con valores predominantemente negativos, desde el -0,24% de Andalucía al +0,09% de Canarias y siendo el descenso del 0,12% en el conjunto de España.

En cuanto al conjunto de Castilla y León, todas las provincias, en junio, se mueven en tasas interanuales positivas y parecidas, desde el 0,7% de Valladolid o Ávila al 0,3% de Palencia.

POBLACIÓN

La forma utilizada para medir la población que hemos decidido usar en este observatorio es la dada por el Instituto Nacional de Estadística a través de las Cifras de Población. Esta forma de medición está basada en las cifras del Padrón Continuo, pero se actualiza de forma más ágil al no contar con tantos condicionantes legales y administrativos, por lo que son las que habitualmente se usan para las proyecciones de población y en los diferentes organismos internacionales. Esta forma de medición, además, permite contar con datos en los meses de enero y julio de cada año.

Castilla y León perdió, comparado con el año anterior, un 0,43% de su población, 5.474 hombres y 5.000 mujeres, hasta situarse en los 2.408.083 habitantes. Del total de la población, el 25,23% (un 0,16% más que en 2018) tenía más de 65 años, lo que da el segundo puesto en nivel de envejecimiento de todas las comunidades españolas, muy parecido a Asturias (1º) o Galicia (3º), pero muy por encima de Murcia, Baleares o Canarias donde ese indicador está en torno el 16%, y casi seis puntos por encima del conjunto de las comunidades (19,43%).

Los extranjeros representan tan sólo el 5,83% de la población, muy por debajo del porcentaje medio para toda España (10,34%). En Baleares, este indicador alcanza el 20,84%, en Canarias el 15,20% y Murcia, Cataluña y la Comunidad Valenciana superan el 13,4% y sólo Extremadura, Galicia, Asturias, Cantabria y el País Vasco tienen un porcentaje de extranjeros más pequeño que en Castilla y León. Este reducido porcentaje de población extranjera es otra de las causas del envejecimiento de la población junto con la baja tasa de natalidad. Al igual que en el conjunto de España si bien de forma más moderada, el número de extranjeros en Castilla y León, ha aumentado a lo largo del último año, en concreto un 4,49%. El ascenso del número de extranjeros se produce en todas las comunidades autónomas, destacando Cataluña y Galicia, un 8,61% y 8,71% respectivamente y especialmente en el País Vasco y Navarra con porcentajes del 9,18% y 9,45%.

En cuanto a las diferentes provincias, podemos ver como en todas ellas cae la población, especialmente en Zamora (1,30%) y León (0,76%), pero en todos los casos las caídas son considerables, dándose las más pequeñas en Valladolid, Burgos y Segovia.

PRODUCTO INTERIOR BRUTO

El valor del Producto Interior Bruto de Castilla y León de 2018 a través de la estimación avance, publicada el 29 de abril de 2019 por el Instituto Nacional de Estadística, se fija en 58.816,82 millones de euros lo que supone con respecto a 2017 un incremento de 1.997,17 millones, es decir del 3,51%. Conviene señalar que es el quinto año consecutivo con tasa de crecimiento positiva, después de ejercicios de descenso y que la subida es importante y consolida la registrada el año anterior (2,91%).

En cuanto a su distribución, la partida más importante es la correspondiente a la Administración Pública y Defensa, que engloba, la educación y la sanidad con 11.930,65 millones, el 20,28% del total, seguida muy de cerca por las industrias extractivas y energía, cuyo montante asciende a 11.460,91 millones con el 19,49% y el Comercio al por mayor y al por menor que, con un 18,41% es la tercera con mayor peso dentro del PIB de la Comunidad, con 10.826,63 millones de euros. Otras partidas que arrojan un resultado destacado son las relativas a las Actividades Inmobiliarias que ascienden a 4.648,86 millones de euros y los impuestos netos sobre los productos con 5.609,38.

La partida relativa a información y comunicaciones ocupa el último lugar con 1.004,19 millones de euros y representa el 1,71%. Es de destacar que la Agricultura y Ganadería tan sólo representan el 4,96% alcanzando los 2.916,76 millones de euros.

Sobre el PIB nacional, fijado en 1.208.248 millones de euros, las comunidades que mayor peso tienen son Cataluña y Madrid con más del 19% del total cada una de ellas, seguidas por Andalucía con el 13,31%, mientras que las de menor participación son La Rioja y Cantabria. Entre las comunidades que sobrepasan la variación del conjunto de España (3,59%) destacan  Cantabria (4,93%) y Madrid (4,54%), seguidas por Cataluña con el 4,04%, resaltando que no hay comunidades con tasa de crecimiento negativas y que todas, salvo Extremadura, Murcia y La Rioja superan el 3%.

También es interesante comentar la evolución del PIB per cápita en Castilla y León. Según los últimos datos publicados, en el año 2017 (estimación avance) era de 24.397 euros y representa el 94,4%, considerando el valor del PIB per cápita en el conjunto de España como 100, con una subida del 4,1% respecto a los valores del año anterior.

A pesar de no tener datos trimestrales oficiales, a nivel de Castilla y León, podemos indicar que en el segundo trimestre de 2019 el PIB se ha comportado de forma similar, pero con crecimientos ligeramente inferiores, a la de trimestres anteriores aumentando moderadamente la tasa de crecimiento interanual. Según las estimaciones del AIReF (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal), el PIB (con datos corregidos de variaciones estacionales y calendario) de Castilla y León a lo largo de los últimos trimestres de 2018 y el primero de 2019, ha experimentado un comportamiento similar, aunque también algo inferior, al del conjunto de España en cuanto a las variaciones interanuales, en ambos casos son claramente positivas. Si consideramos el comportamiento intertrimestral, en líneas generales es similar, con las mismas consideraciones que hemos hecho anteriormente.

Este comportamiento se mantiene e incluso se acentúa en el segundo trimestre de 2019, manteniéndose el ritmo de subida en el conjunto de España, con un ascenso del 0,48% respecto del trimestre anterior y del 2,25% respecto al mismo trimestre del año anterior, mientras que en Castilla y León estos porcentajes son del 0,47% y 2,13% respectivamente.

MERCADO LABORAL

La tasa de actividad de la población en Castilla y León en el segundo trimestre de 2019 asciende moderadamente respecto del trimestre anterior, al situarse en el 54,83%, siendo la subida del 1,90%, siendo más moderada en términos interanuales (0,38%). En lo relativo a la posición de la comunidad en el conjunto de España, Castilla y León ocupa el puesto 14, con una tasa de actividad media para el conjunto de España del 58,74% en el segundo trimestre del año, con un descenso interanual a nivel nacional del 0,10%.

Si observamos a los activos por franjas de edad vemos que, lógicamente, la gran mayoría está entre los 25 y 54 años (73,08%), mientras que los mayores de esa edad representan el 21,44%. En este trimestre suben, respecto al mismo trimestre del año anterior, el número de personas activas en las franjas de edad extremas, el 20,59% entre los menores de 20 años y el 5,39% en la franja de mayores de 55 años. Los activos entre 25 y 54 años, numéricamente el grupo más numerosos, baja el 1,55%. El número total de activos, 1.121.500 personas, aumenta levemente en términos interanuales (0,16%), y de forma más acentuada respecto al trimestre anterior (1,82%).

El número de personas activas en los diferentes sectores económicos en Castilla y León, medido en términos interanuales, ha subido en la agricultura 5,41% y de forma similar en los servicios (2,02%), descendiendo en la construcción (6,0%), la industria (6,23%) y de forma mucho más moderada en los parados que buscan su primer empleo (0,57%). En cuanto a los niveles de formación de la población activa de Castilla y León se puede afirmar que son elevados, dado que el porcentaje de activos que tiene educación superior se sitúa en el 40,56%, siendo la novena de España.

El número de inactivos respecto al segundo trimestre de 2019 desciende suavemente con una bajada del 0,73% interanual. Aumenta especialmente el grupo de incapacitados permanentes (12,88%), manteniéndose el de estudiantes (+0,52%) y de forma mucho más moderada los más numerosos, los jubilados y pensionistas (0,03%), bajando el número de personas de labores del hogar (5,17%) y los que perciben pensiones no de jubilación (9,61%). La distribución porcentual de los inactivos en Castilla y León refleja que los grupos más numerosos son los colectivos de jubilados que representan el 42,13% del total y los dedicados a labores del hogar con un 24,04%.

En cuanto a la tasa de paro en el segundo trimestre de 2019 se sitúa en el 11,76%, lo que supone una bajada del 5,31% respecto al trimestre anterior. Si hacemos la comparación con respecto al segundo trimestre del año 2018 se registra un descenso del 2,0%. Hablando en tasa interanual, todas las comunidades, salvo Asturias (+8,17%), Baleares (+8,11%), Canarias (+4,69%) y Aragón (+0,10%), reducen la tasa de paro, siendo, Cantabria con el 22,13% y Navarra (23,67%) las que registran una mayor caída.

Los resultados a nivel nacional son de una bajada de la tasa de paro del 8,25% a nivel interanual y del 4,63% respecto al trimestre anterior, quedando en un 14,02% más de dos puntos superior a la de Castilla y León. Castilla y León es la novena comunidad con porcentaje de parados más bajo.

Si nos referimos a la tasa de paro según grupos de edad y sexo, se aprecia que la tasa de paro siempre es mayor para las mujeres que para los hombres, quedando en el segundo trimestre de 2019 en el 9,99% para hombres y 13,90% para las mujeres, aumentando moderadamente el diferencial entre ambas, 3,91%, frente al 3,73% del trimestre anterior, pero disminuyendo respecto al año pasado cuando era de 4,46%.. En cuanto a la edad es otro factor importante y que se mantiene en el tiempo. Los más jóvenes son los que de forma muy clara tienen mayores tasas de paro

El nivel de formación de los parados en Castilla y León es diferente del de los activos. Por ejemplo, el porcentaje de activos con educación superior era del 40,56% mientras que en el caso de parados desciende al 27,98%. Del mismo modo el porcentaje de activos con educación primaria es del 5,47% porcentaje que se eleva al 11,83% en el caso de parados.

En el mes de junio de 2019 la cifra total de parados registrados en Castilla y León era de 133.242 personas, 54.454 hombres y 78.788 mujeres. Según la EPA estas cifras cambian ligeramente con un total de 131.900 personas desempleadas en el segundo trimestre, 61.300 hombres y 70.600 mujeres, disminuyendo tanto para hombres como entre las mujeres.. Se puede apreciar, viendo la evolución del paro trimestral en términos absolutos para ambos sexos, como desde hace más de cuatro años el paro femenino, en valores absolutos, supera al masculino.

Respecto a la distribución provincial, las mayores tasas de paro en el segundo trimestre de este año, se dan en Ávila y Salamanca con el 14,72% y 14,47% respectivamente, dándose la situación más favorable en Soria y Burgos con una tasa del 8,75% y del 9,34% respectivamente. Hay que señalar que la tasa de paro baja respecto del trimestre anterior en seis provincias y en términos interanuales en cuatro.

Por lo que respecta a la tasa de empleo, se sitúa en el segundo trimestre en el 48,39%, con una variación positiva a nivel interanual del 0,69% y del 2,67% si efectuamos la comparación en términos trimestrales. La tasa de empleo a nivel nacional es más alta (50,51%) y ha experimentado variaciones similares a las producidas en Castilla y León, respecto al pasado año, un +1,41% interanual y comparando con el trimestre anterior del 1,47%.

El número de ocupados en el segundo trimestre de 2019 ha ascendido a 989.600 personas, lo que supone un 2,59% más que en el trimestre anterior y un 0,43% mayor respecto al segundo trimestre de 2018. Por sectores, ha subido la ocupación respecto al mismo trimestre del año 2018 en agricultura (5,0%) y servicios (2,06%), descendiendo en construcción (2,74%) e industria (5,87%). Respecto al trimestre anterior se han producido ascensos en todos los sectores.

La mayor parte de las personas ocupadas en Castilla y León en el segundo trimestre de 2019 lo hacen en el sector servicios, (684.000) lo que representa un 69,13%, mientras el 17,83% lo hace en la industria, el 6,58% lo hace en la agricultura y el 6,47% en la construcción. La distribución porcentual por sectores es lógicamente similar a la que se da a nivel nacional, si bien con ciertas diferencias. Así, aumenta el porcentaje en Agricultura e Industria (6,58% frente a 4,10%, 17,83% frente a 13,99%), siendo similar en construcción y bastante menor en Servicios, 69,13% frente a 75,46%.

El paro registrado se ha reducido entre junio de 2018 y junio de 2019 un 5,93% y un 5,11% respecto del mes de mayo. El dato interanual es positivo, aunque todavía haya 133.242 parados registrados de los que las mujeres representan el 59,13%, subiendo más de un punto respecto del trimestre anterior, y los varones el 40,87% restante. En el último año el desempleo se ha reducido en todas las franjas de edad para hombres y mujeres, siendo sus porcentajes similares para ambos sexos, con los mayores descensos en la franja entre 25 y 44 años, con porcentajes del 8,62% para los varones y del 7,77% para las mujeres. Por sectores económicos, se ha reducido el desempleo en todos ellos, destacando de forma porcentual, respecto a junio de 2018, el de la construcción en torno al 16%, seguido por la industria con un 8,83%. Conviene destacar que también disminuye el número de parados sin empleo anterior o en paro por tiempo superior a un año en un 7,16%.

En la distribución provincial del número de parados registrados destacan claramente las provincias de Valladolid y León, seguidas de Salamanca y Burgos.

AFILIACIÓN A LA SEGURIDAD SOCIAL

El número de contratos que se ha realizado en junio de 2019 asciende a 93.909, un 1,09% superior al pasado año y mayoritariamente han sido temporales, 86.579, lo que supone el 92,25% de los registrados, porcentaje superior en cerca de dos puntos al del trimestre anterior. Conviene señalar que bajan fuertemente los contratos indefinidos si bien representan un volumen muy pequeño respecto del total de contratos. Por sectores y en términos interanuales el comportamiento es muy diferente con descensos en industria (2,05%) y la construcción (6,92%) y subidas en agricultura (17,01%) y de forma más moderada en los servicios (1,21%).

Las cifras de afiliación a la Seguridad Social en el mes de junio han experimentado un ascenso del 2,08% con respecto a finales del trimestre anterior, ya que han pasado de 910.398 en marzo a 929.356 en junio. También aumenta en términos interanuales, incrementándose su número en un 1,40%, aunque menor que la media de las comunidades que reflejó un incremento del 2,68%. La afiliación a la Seguridad Social aumenta en todas las comunidades autónomas, destacando Madrid, la Comunidad Valenciana y Murcia con aumentos superiores al 3,2% interanual.

El número de trabajadores autónomos, que representa el 21% del total (16,84% en el conjunto de España), refleja un descenso en términos interanuales, 1,44%, con un porcentaje más moderado, pero también de bajada, respecto del trimestre anterior (0,14%).

EMPRESAS

Entre principios de 2014 y de 2018 el saldo en el número de empresas ha crecido en 2.513 en Castilla y León, lo que supone el 1,6% de las existentes en 2014. Esta tendencia parece mantenerse, con un aumento de 367 empresas en el último ejercicio, un 0,23%, inferior al del conjunto de España (1,68%), lo que parece indicar que la destrucción de empresas se ha frenado, aunque continúa siendo una cuestión preocupante. El número de empresas en Castilla y León a principios del año 2018 es de 161.986 lo que supone el 4,87% del total de las empresas españolas.

En Castilla y León hay un fuerte predominio de la microempresa, dado que el 92,57% tienen menos de 5 trabajadores y el 96,10% menos de 10. Por el contrario, únicamente el 0,04% de las empresas (57) tienen más que 500 trabajadores. Según su condición jurídica, el tipo de empresa predominante en Castilla y León son las personas físicas (56,79%) y a continuación las sociedades de responsabilidad limitadas con un 30,24%.

En lo relativo a la creación o disolución de empresas en el último trimestre se han creado en Castilla y León 748 Sociedades Limitadas y tres Sociedades Anónimas, con un capital suscrito de 20,37 millones de euros, mientras que se han disuelto 207 sociedades mercantiles. Estos datos suponen un descenso de 105 empresas respecto del trimestre anterior en la creación de sociedades en general y en el caso de las disoluciones de sociedades mercantiles se han disuelto 162 empresas menos. Aparte del descenso respecto del trimestre anterior, en concreto en el mes de junio, el número de sociedades creadas baja un 3,18% respecto del año 2018, mientras que el número de empresas disueltas sube un 6,12%.

Dentro de nuestra Comunidad, en el mes de junio, la creación de Sociedades Limitadas, en porcentaje, ha sido encabezada por Valladolid con el 32,39% del total, León con el 20,66% y Burgos con 13,15%. En lo que se refiere a la disolución de Sociedades Mercantiles, es de nuevo Valladolid (32,69%) la provincia donde más se han producido, seguida de León y Burgos con el 11,54% y el 19,23% respectivamente.

Es interesante contrastar el saldo de empresas creadas y disueltas. En todas las comunidades este saldo es positivo destacando Madrid con 1.418 empresas más creadas que disueltas, seguido de Cataluña con 1.278 y Andalucía con 1.011. En este apartado Castilla y León presenta un saldo positivo de 163 empresas con 215 creadas y 52 disueltas en el mes de junio, lo que representa en porcentaje, el 24,19% de empresas disueltas sobre empresas creadas frente a la media de toda España del 16,80%.

Un dato importante es que de nuevo retrocede la confianza de los empresarios de Castilla y León en la marcha de la economía, el índice de confianza aumenta, con más opiniones optimistas y menos pesimistas. El porcentaje de opiniones optimistas sobre la marcha de la economía en el trimestre anterior al de realizar la encuesta pasa de un 21,9% en el tercer trimestre de 2018, un 20,4% en el cuarto y un 14,1% en el primer trimestre de 2019 a un 19,3% en el segundo de este año. Del mismo modo, el porcentaje de opiniones favorables respecto a si mejorará la situación futura (tercer trimestre de 2019) aumenta moderadamente hasta el 22,0% de opiniones optimistas, mientras que este porcentaje en el trimestre anterior era del 16,3%.

Este tipo de comportamiento se da también en las opiniones desfavorables o pesimistas. Éstas bajan hasta el 19,5% frente al 25,8% del primer trimestre de 2019. Así en este trimestre, el saldo entre opiniones favorables y desfavorables, que mantenía los valores negativos, se modera mucho, pasando de un -11,7 a un -0,2.

También puede ser interesante comparar las expectativas que se tenían en el primer trimestre del año 2019 sobre la marcha del segundo trimestre de 2019 con lo que en realidad han contestado los empresarios sobre el segundo trimestre de 2019. La siguiente tabla resume los resultados; en la primera fila se presentan las opiniones dadas en el primer trimestre de 2019 sobre que iba a pasar en el segundo trimestre de 2019 (expectativas) y en la segunda las opiniones sobre lo que realmente ha sucedido. Puede verse como las expectativas eran más pesimistas que la realidad, en las opiniones favorables, con un 16,3% esperado frente al 19,3% que han contestado en la realidad, mientras que se mantienen las opiniones desfavorables con un 19,0% esperado frente a un 19,5% real.

En el conjunto de España, el resultado global es parecido a Castilla y León en el caso de las opiniones favorables u optimistas, aunque con un porcentaje algo más alto, del 20,9%. Las comunidades donde hay mejor opinión sobre la situación económica son: la Comunidad Valenciana con el 26,0%, el País Vasco con el 25,9% y Cataluña con el 24,0%, mientras que los resultados más pesimistas se dan en Canarias con 14,8% y Galicia y La Rioja que no llegan al 16,5% de opiniones favorables respectivamente. El grado de confianza baja en todas las comunidades respecto al trimestre anterior, salvo en Canarias, con una subida de 3,6 puntos para el conjunto de España.

En cuanto a las expectativas para el tercer trimestre de 2019, son en la mayoría de las comunidades, mejores que las expresadas para el trimestre actual, especialmente en Galicia y Extremadura con cinco y cuatro puntos de aumento respectivamente, siendo el porcentaje de opiniones favorables en el conjunto de España del 21,4% frente al 20,8% del trimestre anterior.

SECTORES DE ACTIVIDAD

Los precios industriales en el segundo trimestre del año experimentan un cierto declive respecto a los valores de los meses anteriores, con un valor de su índice de 101,86 en el mes de junio, con una bajada interanual del 0,7% y un descenso del 0,41% respecto de finales del trimestre anterior.

Esta estabilidad se da, con variaciones moderadas, en términos interanuales, inferiores al 1% en la mayoría de los sectores, con descensos (1%) en bienes intermedios y subidas en bienes de consumo y bienes de consumo no duraderos del 0,1% interanual y del 0,6% en bienes de equipo, destacando el crecimiento del 1,9% en bienes de consumo duradero. El único sector con un comportamiento singular es el de la energía, cuyos precios presentan numerosos vaivenes, y aunque en los últimos meses se han moderado, sigue siendo el sector más volátil, con un crecimiento interanual en el mes de abril del 6,8%, del 1,3% en mayo, pero bajando el 2,7% en junio.

El valor del índice de precios industriales para la media nacional, en el mes de junio, es de 103,84. Castilla y León es la segunda comunidad con un índice de precios más bajo, por delante de Madrid. En términos interanuales los valores del índice han disminuido en el mes de junio a nivel nacional un 0,6% y en diez comunidades autónomas.

Asociado al comportamiento de los precios estudiamos el comportamiento del índice de producción industrial. La tendencia en este trimestre, hablando en términos generales, respecto del año anterior es descendente, con bajadas en los tres meses, fuerte en abril (8,4%) y moderada en los meses de mayo y junio, del 1,0% y 0,9% respectivamente, aunque hay que tener en cuenta el gran componente estacional. En valores absolutos, el índice alcanza el valor de 95,12 en abril, de 109,14 en el mes de mayo y de 100,60 en junio y teniendo en cuenta que también puede ser muy diferente dependiendo del tipo de bienes de los que se trate.

Por sectores y refiriéndonos al último mes del trimestre, destacamos que se producen descensos interanuales, en los grupos de bienes de intermedios (2,0%), bienes de equipo (0,4%) y sobre todo en el más variable, la energía, con un descenso interanual del 9,9%. Por el contrario, aumentan los bienes de consumo 3,4%), los bienes de consumo no duraderos (3,5%) y los bienes de consumo duradero un 0,5%, , en el mes de junio el índice de Producción Industrial para Castilla y León es de 100,60, inferior en más de seis puntos al valor para el conjunto de España (106,68) y manteniendo a lo largo del trimestre la diferencia entre ambos.

En el mes de junio de este año se ha producido un fuerte descenso de las matriculaciones en términos interanuales (7,99%), caída también si lo que comparamos es el total del segundo trimestre con el segundo trimestre de hace un año (8,18%), destacando, por el volumen de vehículos, el descenso en las matriculaciones de turismos (11,19%), con una cifra total de 10.113 turismos matriculados en el segundo trimestre de 2019, que representan el 73,18% del total de vehículos matriculados.

En valores absolutos, en el segundo trimestre del año, destacan aparte de los turismos el número de matriculaciones de furgonetas, motocicletas y camiones ligeros. Siempre en términos interanuales destacan los ascensos de las matriculaciones en camiones pesados (26,02%), en motocicletas (47,20%) y autobuses (17,65%), y la bajada, aparte de la comentada en turismos, en tractores y semirremolques del 26,19% y 15,96% respectivamente.

En Castilla y León, en el mes de junio, se han producido el 2,60% de las matriculaciones a nivel nacional. Dichas matriculaciones se reparten entre las diferentes provincias de la región dándose el mayor número de éstas en Valladolid, seguido por León, Salamanca y Burgos.

El índice de precios de la vivienda se incrementó en el segundo trimestre de 2019 un 5,32% respecto al mismo periodo del año anterior quedando establecido en 112,19 con respecto al año base (2015). Este moderado incremento se produjo debido al crecimiento en el precio de la vivienda nueva en un 9,87%, y al 4,75% de subida en el caso de la vivienda de segunda mano. El comportamiento del índice de precios, es similar si comparamos los precios de la vivienda con el trimestre anterior, aunque con subidas parecidas al caso interanual, pero más moderadas, tanto en las viviendas de segunda mano (2,10%), como en las viviendas nuevas (3,14%).

En el conjunto de España, el índice de precios de la vivienda ha crecido en todas las comunidades en tasa interanual, destacando Aragón, Madrid y La Rioja con incrementos superiores al 6% y siendo la subida a nivel de toda España del 5,29%, con ascensos en el caso de la vivienda de segunda mano del 5,02% y más fuertes en la vivienda nueva (7,17%). Respecto a la licitación oficial se observa que se mantiene en unos niveles de años precedentes. Si observamos su evolución anual, podemos ver como en los últimos años ha descendido de forma drástica y además en el conjunto y en cada una de las administraciones públicas.

Si observamos el comportamiento con detalle en el año 2018, podemos ver cómo la licitación oficial en general se mantiene en valores bajos, aunque, sin embargo, aumenta con fuerza respecto a los valores del mismo periodo del año pasado, un 35,65%, pero con un comportamiento diferente según la administración que lo promueva. Así, son las administraciones Regional y Local las que más aumentan, con valores del 54,96% y 45,86% respectivamente, mientras que en el caso de la Administración Central la subida es más moderada (5,27%). En concreto la licitación oficial en el año 2018 es de 973 millones de euros, con 247,6 de la administración central, 376,7 de la regional y 348,6 millones de la administración local.

En cuanto al destino continúa siendo mayoritaria la obra civil, con 699,1 millones de euros, qué representa el 71,85% de la licitación total y que aumenta el 41,69%, mientras que la edificación aumenta de forma más moderada, un 22,33% respecto al mismo periodo del año anterior, hasta alcanzar los 273,9 millones de euros.

Si observamos el comportamiento con detalle en el primer trimestre de 2019, último dato publicado, podemos ver cómo la licitación oficial en general desciende respecto a los valores del mismo periodo del año pasado, un 27,5%, pero con un comportamiento diferente según la administración que lo promueva. Así, son las administraciones Central y Regional las que más bajan, con valores del 31,5% y 67,5% respectivamente, mientras que en el caso de la Administración Local se produce una fuerte subida (95,8%). En concreto la licitación oficial en el primer trimestre del año es de 195,7 millones de euros, con 67,4 de la administración central, 41,3 de la regional y 87 millones de la administración local.

En cuanto al destino continúa siendo mayoritaria la obra civil, con 154,1 millones de euros, qué representa el 78,74% de la licitación total y que disminuye un 27,8%, y de forma similar la edificación un 26% respecto al mismo periodo del año anterior, hasta alcanzar los 41,6 millones de euros. También señalamos que el indicador de cumplimiento que mide el porcentaje de obra ya adjudicada respecto al total previsto para todo el año 2019 es del 5,1%.

En cuanto a la distribución de la licitación por provincias, si nos referimos al periodo enero-marzo de 2019, destacan en términos absolutos León con 59,8 millones de euros que representan el 30,56% del total y Salamanca, con 24,9 y Zamora con 21,7 millones de euros. También señalamos que la licitación desciende en todas las provincias salvo en Soria (+66,8%), Ávila (+33,6%) y Zamora un 6%, especialmente en Segovia (68,7%), Salamanca (59,3%) y Burgos (54,1%).

En cuanto a la estimación del parque de viviendas y según los últimos datos disponibles, en Castilla y León existían en 2018, 1.749.430 viviendas de las que el 60,04% se considera vivienda principal. Esta cifra supone un 0,14% más que el año anterior, subida inferior a la del conjunto de España (+0,26%), continuando la tendencia levemente creciente de los últimos años.

El sector servicios experimenta variaciones a lo largo del segundo trimestre con una trayectoria descendente, con una subida interanual del índice de su cifra de negocio del 6,80% en el mes de abril y del 3,60% en el de mayo, siendo la subida del mes de junio más moderada (1,20%), quedando situado su valor en 114,54 más de un punto que el que tenía un año antes, en junio de 2018 (113,15). El valor del índice de cifra de negocios a nivel nacional de 126,47, superior en más de doce puntos al de Castilla y León, con una subida media del 2,20%.

TURISMO

En este apartado comentamos 4 tipos diferentes de alojamientos turísticos. En primer lugar, los establecimientos hoteleros, a continuación, los alojamientos de turismo rural, los apartamentos y los campings.

En el mes de junio del 2019 se estima que existen en la comunidad 1.320 establecimientos hoteleros abiertos y 60.117 plazas, lo que supone descensos moderados tanto respecto del mes anterior (1,27% y 0,03% respectivamente) como en tasa interanual, con una bajada del número de establecimientos del 1,86% y del 0,69% en el número de plazas.

Además, Castilla y León es la quinta comunidad en valores absolutos en cuanto al número de establecimientos tras Andalucía (2.685) y Cataluña y muy cerca de Galicia y Baleares. En cuanto a las variaciones (en términos interanuales), su comportamiento es menos favorable que la media nacional que asciende un 0,13%. En número de plazas, Castilla y León experimenta un ligero descenso (-0,69%), frente a un ligero aumento a nivel nacional, 0,94%, destacando de nuevo Navarra con una subida del 3,76% y Cantabria de forma similar.

Conviene indicar que, en el conjunto de las variables ligadas al sector turístico, éstas tienen un profundo carácter estacional, lo que implica que en la mayoría de estas variables tiene mucho más interés la comparación interanual.

Por lo que se refiere al personal empleado, Castilla y León, del mismo modo, desciende un 0,40% respecto a junio del pasado año, alcanzando la cifra de 7.032 empleados.

En cuanto al número de viajeros, ha aumentado en valores absolutos en el conjunto del trimestre, con un total de viajeros en el segundo trimestre del año de 1.402.913, en porcentaje respecto del mismo trimestre del año anterior del 9,18%.

En cuanto a las pernoctaciones se comportan de forma similar al número de viajeros, con un aumento del 10,08% si comparamos el segundo trimestre de 2019 con el segundo trimestre de 2018. El número total de pernoctaciones en el segundo trimestre fue de 2.332.347, siendo el 76,31% de residentes en España y el resto provenientes del extranjero. Conviene destacar que el comportamiento en el número de pernoctaciones (y del número de viajeros) en el caso de los viajeros nacionales y extranjeros es bastante similar, con un mayor incremento interanual de los viajeros residentes en España.

La duración media de la estancia en Castilla y León, en términos generales, se mantiene en los últimos años alcanzando en el segundo trimestre de este año los 1,72 días en abril, 1,65 en mayo y 1,62 en junio, con un descenso interanual este último mes del 1,22%.

El grado de ocupación por plazas en el mes de junio en Castilla y León alcanzó el 43,64%, con un fuerte ascenso, en términos interanuales, si lo miramos por plazas (10,54%) como si lo hacemos por habitaciones (10,16%), aumentando también de forma similar en el caso de fines de semana (9,14%), donde el grado de ocupación es del 55,54%.

Si comparamos los principales datos del segundo trimestre por provincias, podemos destacar a nivel de número de viajeros, como Salamanca, Burgos y León son las provincias que acogen a un mayor número y Palencia la que menos, mientras que en lo relativo a la duración de sus viajes, podemos ver como las estancias más largas se dan en las provincias de Soria, Valladolid y Salamanca y las más cortas en Burgos y León.

Castilla y León es, con diferencia, la comunidad con mayor número de establecimientos de turismo rural al registrar 3.619 establecimientos en el mes de junio, el 20,31% del total, seguida de Andalucía con 2.476 y Cataluña que alcanza la cifra de 2.075.

En términos interanuales el número de establecimientos en Castilla y León ha bajado en el mes de junio un 1,63%, siendo, entre las comunidades con un número importante, Andalucía con el 5,86% y Navarra, con más del 20,3% las comunidades con mayor incremento y Galicia y Canarias las que más descienden con bajadas del 4,02% y 5,25% respectivamente. A nivel nacional se ha producido un incremento del 2,03% en el número de establecimientos.

Algo parecido ocurre con el número de plazas, con un total de 32.126 plazas en Castilla y León en el mes de junio, con una ligera caída del 0,59% frente al incremento del 2,46% a nivel de toda España y con incrementos en torno al 5,8% en Andalucía, del 2,02% en Cataluña o del 24,76% en Navarra y descensos en seis comunidades, destacando el 4,85% de Canarias.

El personal empleado en alojamientos de turismo rural en Castilla y León alcanzó en junio la cifra de 4.884, lo que supone un descenso del 2,28% respecto al mes de junio de 2018, frente al ascenso del 2,54% en el conjunto de España.

En números absolutos, Castilla y León es, con mucha diferencia, la primera comunidad tanto en número de viajeros, 79.203, como de pernoctaciones, salvo Baleares, 145.908, en alojamientos de turismo rural. En junio, en Castilla y León, el número de viajeros aumentó, respecto del mismo periodo del año anterior, un 4,03%, cuatro puntos menos que la subida media de España (8,08%) y de forma similar el número de pernoctaciones sube el 2,69% en Castilla y León y el 7,58% en el conjunto de España.

Observando los tres meses del segundo trimestre, el número de viajeros alcanzó el número de 230.142, aumentando respecto del mismo periodo del 2018, el 8,18%. Siempre en datos trimestrales, las pernoctaciones, 466.323, se han comportado, de forma similar al del número de viajeros, con un ascenso del 14,72% respecto al segundo trimestre de 2018. En lo referente a la procedencia de los viajeros en Castilla y León hay una gran mayoría de residentes en España en este trimestre, 87,52% frente al 12,48% procedentes del extranjero.

La distribución de viajeros en el segundo trimestre entre las diferentes provincias de la comunidad, nos indica que son las provincias de León y Ávila las que más viajeros acogen con 40.399 y 34.685 respectivamente.

La estancia media en alojamientos rurales de Castilla y León se situó en 1,84 días en el mes de junio, con un descenso del 1,60% respecto a los valores de junio del año 2018 (1,87 días), superior al del conjunto de España (-0,42%) donde la duración media es de 2,39 días. La duración media de las estancias en los otros meses del segundo trimestre fue de 2,33 días en el mes de abril y de 1,92 días en mayo.

El grado de ocupación también asciende en el mes de junio en Castilla y León según cualquier tipo de medición. Así, por plazas, la variación interanual se situó en el +3,38% mientras que si medimos por habitaciones la subida fue del 6,69%. En los fines de semana el grado de ocupación aumenta de forma más acentuada, un 12,18%, donde el grado de ocupación fue el 35,10%. Conviene señalar que el grado de ocupación por plazas aumenta a nivel nacional, el 5,11%, con un grado de ocupación medio del 19,95% de las plazas disponibles y elevándose hasta el 35,88% de ocupación en fin de semana.

El número de plazas en los apartamentos de Castilla y León en junio ha disminuido respecto a junio de 2018, pasando de las 6.314 a 5.962, un 5,57%. Castilla y León ocupa en cuanto a número de plazas, en junio, el noveno puesto en el ranking de comunidades donde cabe destacar por número absoluto a Canarias con 138.332, la Comunidad Valenciana con 133.149 y Andalucía y Cataluña 88.529 y 81.426 respectivamente. También conviene destacar en el mes de junio el número de plazas desciende en diez comunidades, destacando las caídas de Cantabria, que baja un 17,36% y Navarra un 23,41%, mientras que aumentan, especialmente, las comunidades de Aragón (15,19%) y Extremadura (47,37%). El descenso medio en España es del 1,27%.En cuanto al personal empleado, es escaso, siendo en Castilla y León de 547 personas en junio de 2019, disminuyendo respecto a los resultados de hace un año un 1,44%.

El número de viajeros ha disminuido en el conjunto del segundo trimestre de este año en Castilla y León respecto al año anterior, en torno al 3,7%, mientras que el número de pernoctaciones sube el 1,80%, siendo sus valores absolutos de 46.290 viajeros y 104.697 pernoctaciones. El comportamiento en el conjunto de España fue ligeramente positivo, con una subida del 1,59%. Y en el caso de las pernoctaciones, su comportamiento es diferente al del número de viajeros, descendiendo de forma también suave, un 1,16%.

La estancia media en Castilla y León está en 2,24 días en el mes de junio con un ascenso respecto a los valores de hace un año del 6,67%. El grado de ocupación de los apartamentos en Castilla y León en junio, es del 19,13% y se eleva al 34,39% durante los fines de semana, manteniendo su porcentaje en general (-0,05%) y una subida del 1,60% los fines de semana. El grado medio de ocupación en España es del 38,83% (43,19% en fin de semana).

En cuanto al estado de los campings en Castilla y León, indicar que es la sexta comunidad en número de establecimientos 76, en junio de este año, un puesto menos que en el trimestre anterior, aunque hay que tener en cuenta los factores estacionales especialmente en este tipo de alojamientos. Comparando con junio del pasado año, el número de establecimientos desciende el 8,43%.

Esta tendencia no cambia para el número de plazas, estimadas en 32.748 frente a las 35.217 de hace un año (-7,01%). El personal empleado en junio de 2019 era de 309 personas, un 8,31% menor que en el mismo periodo de 2018.

El número de viajeros que utilizan los campings aumentó, respecto del pasado año, en el segundo trimestre, un 12,17%, produciéndose esta subida especialmente por parte de los viajeros residentes en España, (17,77%) frente al 6,68% de aumento de los residentes en el extranjero. Castilla y León es la quinta comunidad en números absolutos de viajeros en este tipo de establecimientos en el mes de junio.

Las pernoctaciones presentan una tendencia similar, con un ascenso en términos interanuales, que es donde debido a la estacionalidad los datos tienen interés, del 13,55% en el conjunto del segundo trimestre, con subidas más moderadas, entre los residentes en España (9,80%) que entre los procedentes del extranjero (19,85%). Por otra parte, la duración de las estancias desciende, fijándose en 2,31 días en el mes de junio, con una bajada interanual del 3,75%.

En cuanto al grado de ocupación de las parcelas de los campings, los resultados en el mes de junio reflejan un fuerte ascenso respecto del año anterior, del 8,24%, en el grado de ocupación en general, siendo la subida del 16,05% si hablamos de los fines de semana, siendo en este caso el grado de ocupación del 30,80%.

TRANSPORTE

El transporte de mercancías por carretera con los últimos datos publicados, primer trimestre del año 2019, muestra un ascenso en el transporte en general tanto en términos interanuales del 14,82%, mientras que cae ligeramente respecto del trimestre anterior (1,30%). Hablando a nivel interanual esta bajada se da de forma diferente según las modalidades de transporte, así en el transporte intrarregional la subida es del 13,34%, así como en el interregional (18,24%) mientras que aunque su volumen sea mucho menor baja el transporte internacional un 9,42%.

Analizando más a fondo los diferentes tipos de transporte, vemos que en el transporte intrarregional el ascenso se produce a nivel intermunicipal, el más importante desde el punto de vista de su volumen con un 86,33% del total, con un 30,51%, con una caída a nivel intramunicipal del 38,11%. Respecto al trimestre anterior, se produce el mismo comportamiento, pero con una moderada caída también a nivel del transporte intermunicipal (-4,17%).

En el transporte interregional, el peso de las mercancías expedidas y recibidas es bastante similar (53,53% y 46,47% respectivamente), siendo su comportamiento en este trimestre al alza tanto en el transporte expedido, en términos interanuales (25,69%) y respecto al trimestre anterior (1,81%) como en el recibido, que aumenta un 10,68% respecto al primer trimestre de 2018 y un 11,93% respecto a los valores del cuarto trimestre de 2018.

En el caso del transporte internacional, aunque su peso es sólo el 2,52% del total, destacamos que se producen bajadas tanto a nivel interanual (9,24%) como respecto al trimestre anterior (16,52%). Este descenso se debe especialmente a las mercancías recibidas, con disminuciones del 14,94% respecto a 2018 y del 15,15% respecto al trimestre anterior, mientras que en el caso de las mercancías expedidas se producen descensos tanto interanuales (2,66%) como respecto al cuarto trimestre de 2018 (17,93%) más moderadas.

A nivel del conjunto de España, se incrementa, en términos interanuales, el transporte interregional (20,47%), mientras que el internacional sube en torno al 3,9%.

El transporte aéreo en Castilla y León debe comentarse en términos interanuales debido a la estacionalidad de los resultados. Con este punto de vista, vemos en primer lugar que el número de pasajeros, 104.115, sube en el segundo trimestre de este año, con un ascenso lógico, del 47,25% respecto al trimestre anterior, pero que también aumenta, un 9,59% respecto al mismo trimestre de 2018. El número de operaciones experimenta una fuerte subida interanual, en concreto del 16,22%.

Las mercancías merecen un comentario aparte, en el sentido de que presentan resultados erráticos, con fuertes subidas o bajadas en meses concretos, dándose además la peculiaridad de que éstas, que habitualmente se producían casi íntegramente en el aeropuerto de Villanubla en Valladolid, aunque desde finales del 2018 también están presentes en el aeropuerto de Burgos. En este trimestre también hay movimiento de mercancías en ambos aeropuertos si bien descienden globalmente un 9,90% interanual. Señalamos que en este trimestre no ha habido tráfico de mercancías en los aeropuertos de León y Salamanca.

En cuanto a la distribución entre los diferentes aeropuertos de la región en el segundo trimestre de este año, indicar que, respecto al número de pasajeros, cerca de las tres cuartas partes se producen en el aeropuerto de Valladolid (70,45%) y el 17.95% en León, y respecto al número de operaciones registradas es el aeropuerto de Salamanca donde se produce el mayor número, el 46,54%, seguido del aeropuerto de Valladolid con el 27,24%.

Podemos también plantear resultados anuales. Para el conjunto de Castilla y León aumenta el número de pasajeros (+10,57%), como el de operaciones (11,23%) y de forma espectacular el de mercancías (659,54%). Respecto a los pasajeros el ascenso se produce en todos los aeropuertos, con mayores porcentajes en Burgos (156,08%) y Salamanca (27,09%), si bien, especialmente en el primero, sus valores absolutos son muy bajos. Respecto al número de operaciones sube en todos los aeropuertos de forma significativa menos en el aeropuerto donde se dan más operaciones, Salamanca, especialmente debido a la Escuela de Pilotos, donde su número sólo sube un 1,84%. Por último, destacar la fuerte subida de las mercancías transportadas, en los aeropuertos de Valladolid y Burgos.

En cuanto a la situación de Castilla y León respecto al resto de España en el segundo trimestre de 2019, el número de pasajeros representa sólo el 0,14% del total nacional ocupando el puesto decimotercero en el orden de comunidades autónomas.

COMERCIO

En el ámbito del comercio minorista el índice general, que mide la cifra de negocio en Castilla y León, desciende ligeramente, en el mes de junio, comparado con los valores de hace un año (1,57%), registrando un valor en dicho mes de 104,55. El índice toma el valor de 111,58 para el conjunto de España, ocupando Castilla y León el puesto decimocuarto.. Señalar asimismo que el índice baja en doce comunidades, descendiendo ligeramente en el conjunto de España (0,06%) en el último año.

En el ámbito del comercio exterior las exportaciones de Castilla y León alcanzaron los 3.733,52 millones de euros en el segundo trimestre de 2019 lo que representa un descenso del 11,40% respecto de 2018, aumentando, por el contrario, un 2,94% respecto del trimestre anterior, si bien este último dato no es muy significativo dado que el comportamiento estacional de las exportaciones e importaciones es muy acusado.

Por sectores, podemos señalar que el comportamiento es desigual, destacando el fuerte ascenso del 22,42% interanual en el segundo trimestre en manufacturas de consumo y del 4,40% en alimentos, mientras que se producen caídas en el resto de sectores. Así, el más importante por su volumen, el sector del automóvil, baja un 7,87% y también destacamos los descensos en las exportaciones de bienes de consumo duradero (28,64%) y bienes de equipo (42,51%) Las exportaciones de productos energéticos también descienden en este trimestre, un 3,91%, si bien sólo representan el 0,06% de las exportaciones totales.

En cuanto a las importaciones, éstas alcanzaron en el segundo trimestre de 2019 los 3.223,88 millones de euros por lo que el saldo exportaciones importaciones supera los 509,65 millones de euros, más de 14,75 millones superior el trimestre pasado. Las importaciones descienden en términos interanuales un 13,51%, aumentando de forma más moderada (2,94%) respecto del trimestre anterior.

La variación interanual por sectores es diferente. En el sector más importante, el sector del automóvil, las importaciones caen en un 16,73% y también bajan en los bienes de equipo (22,51%) y las semimanufacturas (2,14%), aumentando, por el contrario, en los alimentos un 8,97%. También señalar, por su volumen, la moderada subida de las importaciones de manufacturas de consumo (2,07%) y los descensos más acentuados de los bienes de consumo duradero (23,75%) y las materias primas (23,65%).

La tasa interanual a nivel nacional aumenta ligeramente en el mes de junio (0,87%) en el caso de las exportaciones con descensos en ocho comunidades y del mismo modo baja un 2,58% para las importaciones.

En cuanto a la distribución de exportaciones por provincias, destacan Valladolid, Burgos y Palencia, especialmente debido al sector del automóvil. En cuanto a las importaciones en el segundo trimestre de 2019, destaca , muy claramente, por su volumen, Valladolid (1.892,06 millones) seguido de Burgos (598,34 millones).

SECTOR FINANCIERO

Los depósitos de los ciudadanos de Castilla y León en el sistema financiero, en el primer trimestre de 2019, alcanzan los 68.006 millones de euros, aumentando significativamente (3,73%) respecto al primer trimestre de 2018, y de forma mucho más moderada, un 0,84% respecto al trimestre anterior. Un dato a destacar es que los depósitos a plazo continúan cayendo, en concreto 469 millones, respecto del trimestre anterior y que a nivel interanual la caída es del 15,16%. Por su parte los depósitos a la vista aumentan tanto respecto del trimestre anterior (2,28%) como si lo comparamos con los valores de hace un año (10,68%).

El crédito continúa la tendencia a la baja de trimestres anteriores, en concreto baja un 2,92% respecto a los valores de hace un año, si bien sube un 0,37% comparándolo con el trimestre anterior, con un total de 43.259 millones de euros. Podemos destacar que este comportamiento se reproduce de forma más acentuada en el crédito a las AA.PP, con un descenso del 11,47% en tasa interanual y una subida del 15,72% respecto del trimestre anterior.

En el primer trimestre de 2019 el volumen de depósitos de los castellanoleoneses representaba cerca del 5,40% del total de depósitos en España (1.259.115 millones de euros), mientras que por su parte, los créditos concedidos en Castilla y León suponen el 3,57% del total.

En cuanto al número de hipotecas constituidas en Castilla y León en el mes de junio, éstas aumentan moderadamente respecto al año pasado en el caso de fincas urbanas (7,14%), que representan al 95,79% del total de las hipotecas, mientras que desciende en las fincas rústicas (39,42%). Así en el total del segundo trimestre el número de hipotecas en fincas rústicas fue de 299 y el de fincas urbanas 5.815.

Dentro de las fincas urbanas y siempre hablando en términos interanuales, el número de hipotecas de viviendas sube un 5,95% hasta alcanzar en el mes de junio, las 1.229 (3.824 en el total del trimestre). El importe correspondiente a estas hipotecas es de más de 116,49 millones de euros en junio (361,56 millones en el total del trimestre) lo que supone una media de 94.790 euros por vivienda, un 6,93% mayor que en mayo, y un 2,98% de subida respecto a junio de 2018.

En el conjunto de España el número de hipotecas de viviendas en el mes de junio desciende en términos interanuales un 3,55%, siendo su importe medio en el conjunto de España es de 140.830 euros, con un ascenso del 8,36% respecto a los valores de hace un año.

En cuanto a los datos correspondientes a las ejecuciones hipotecarias para viviendas, su número aumenta respecto del trimestre anterior un 6,44% y de forma más significativa respecto a los valores de hace un año (8,30%), con lo que su número en el segundo trimestre de 2019 es de 248.

Además, este comportamiento es muy diferente según el tipo de vivienda considerado. En el caso de vivienda nueva hay que señalar en primer lugar que representa tan sólo el 16,13% del total en el último trimestre, siendo su número de 40, frente a 72 de hace un año. Para la vivienda de segunda mano se produce el efecto contrario, aumentando un 32,48% respecto al año pasado, aunque baje un 1,89% comparándolas con el trimestre anterior. Conviene destacar que en el segundo trimestre de 2019 las ejecuciones hipotecarias se reparten entre personas físicas y jurídicas, con predominio de estas últimas, concretamente un 77,42% frente al 22,58%.

Por comunidades autónomas, en el segundo trimestre de este año y en términos absolutos, destacan Andalucía, con 1.971 ejecuciones hipotecarias iniciadas en viviendas, seguida por la Cataluña y la Comunidad Valenciana con 1.562 y 1.156 respectivamente. A nivel general de España aumentan el 9,37%, con un porcentaje de subida mucho mayor en las viviendas nuevas (35,65%) que en las de segunda mano (1,86%).

DEUDA PÚBLICA

La deuda pública de Castilla y León asciende en el primer trimestre de 2019 a 12.448 millones de euros, lo que supone un aumento respecto del trimestre anterior del 0,71% y de forma más acentuada (+2,76%), respecto a la registrada en el primer trimestre de 2018. Conviene indicar que los datos correspondientes al primer trimestre de 2019 referidos a la deuda de las empresas públicas no incluidas en el sector de las Administraciones Públicas, nos dicen que su valor es próximo a cero.

Resaltamos que la deuda, que representa el 4,20% del total de deuda en España, mantiene una leve tendencia alcista desde el repunte de la misma a finales del año 2015. Reseñar asimismo que la deuda de Castilla y León representa el 21,0% del PIB, el mismo porcentaje que el del trimestre anterior. El aumento interanual a nivel de toda España del 2,41%, siendo la variación media respecto al trimestre anterior del +1,20%.

Impactos: 512