Cruz Roja Española en León, por tercer año consecutivo, organiza desde el proyecto “Reto Social Empresarial Alianzas por la inserción laboral” -cofinanciado por la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León-, su foro con empresas leonesas, este año centrado en la inserción laboral sin atender al género del trabajador/a.

La jornada, presentada por la Presidenta Provincial de Cruz Roja Española en León, Mª Victoria Seco Fernández, pretende abordar la integración laboral de las personas en riesgo de exclusión social haciendo partícipes a las empresas y poniendo en valor la situación real de la mujer en el acceso al mercado de trabajo, destacando la brecha de género así como la importancia de contratar sin género.

El foro ha sido dinamizado por Ana María López de San Román, consultora de Recursos Humanos, Responsabilidad Social Corporativa y Comunicación, y se ha centrado en el papel de la mujer en la empresa y el talento sin género. Se ha contado con la ponencia de Luisa Amoedo, mAbxience León Plant Director y presidenta de de la Asociación de Mujeres Empresarias y Directivas de León (ASELE), sobre la realidad de la brecha de género, muy patente en nuestra sociedad, así como los retos para poder abordarla.

Cruz Roja por su parte, ha presentado resultados de su Plan de Empleo 2016-2019 y ha puesto cara a los mismos, mediante el testimonio de dos mujeres que han relatado cómo ha sido su experiencia.

El proyecto “Reto Social empresarial Alianzas por la inserción laboral” trabaja desde las denominadas “cadenas híbridas de valor” que son las alianzas entre el sector privado (empresarial) y el tercer sector, apostando por la generación de beneficios económicos y, especialmente, sociales.

El modelo de intervención de Cruz Roja se basa en la cooperación social-empresarial, que supone claros beneficios tanto para las personas en riesgo de exclusión social como para las empresas que se suman a nuestro reto.

El Plan de Empleo de Cruz Roja trabaja con itinerarios integrales de inserción que pretenden generar cambios personales, asociados a cambios en las estructuras del propio sistema. Este cambio requiere que las empresas se vean y actúen como “empresas con sentido social”.

Se trata de avanzar para incidir en las estructuras y sistemas, en las empresas, ofreciéndoles la oportunidad de desarrollar su sentido social luchando contra la pobreza y la exclusión a través de la no discriminación, la contratación y la mejora de la empleabilidad, y por tanto de la dignidad y autonomía de las personas socialmente más vulnerables. Y que este avance se vea refrendado por otros actores y la sociedad en su conjunto.

En esta jornada de trabajo han participado más de treinta representantes de distintos sectores empresariales y asociaciones de León.

Impactos: 44