España y Argentina han disputado a cara de perro la final del Mundial de Baloncesto de China 2019 en el pabellón Wukesong de Pekín, pero han sido los españoles lo que han mordido de verdad este glorioso 15 de septiembre de 2019.

El conjunto de Sergio Scariolo se presentaba a la cita después de haber derrotado a Australia en una complicadísima semifinal, mientras que Argentina, agarrada a las actuaciones de Scola y Campazzo y hizo lo propio con la rocosa Francia.

Y a la hora de la verdad, en el choque final, han sido Ricky, Gasol, LLull, los hermanos Hernangómez, Claver, Rudy y compañía los mejores.

Con diferencia, con raza, con un tesón y una calidad superlativas.


Víctor Claver y el argentino Luis Scola luchan por la pelota

España firmó para siempre la madre de todas las revoluciones del baloncesto.

Porque una revolución sólo triunfa si llega hasta el final. Y la de esta España campeona lo ha conseguido.

Los jugadores de la selección de España celebran el triunfo en la final 2019.

En noviembre de 2017, Sergio Scariolo cambió absolutamente todo el sistema de juego de España.

Trabajó sobre un papel blanco y diseñó un equipo nuevo que se ha convertido por derecho en la mejor selección del mundo con siete debutantes en el Mundial en sus filas y sin ninguno de los miembros de la generación del 80 ya en sus filas.

Llull supera a los argentinos en el medio campo, en la Final 2019.

Ganó España a Argentina por 97-75 en la final del Mundial. Ganaron el oro los chicos de Sergio Scariolo en un partido que dominaron de principio a fin.

Campazzo intenta penetrar entre la defensa española.

Nada de los sustos y de las agónicas prórrogas que vivieron en la semifinal contra Australia. El cansancio no hizo mella en la selección después de dos semanas de torneo; o, si fue así, no se notó este domingo en Pekín.

icky Rubio y Nicolás Laprovittola luchan por el balón.

La de esta tarde era la décima final para España de un gran torneo desde 1999. La primera sin Pau Gasol dentro del grupo, aunque la de 2006 la vivió desde el banquillo y con muletas.

Gabriel Deck fue uno de los puntos altos del equipo de Argentina ante España.

En las tres ausencias anteriores del tótem en 20 años (2005, 2010 y 2013) solo cayó un bronce.

Gasol y Rudy protestan una decisión arbitral, en la Final del Mundial de Baloncesto 2019.

España ha sido mejor y ha mordido más que Argentina en la final del Mundial de Baloncesto 2019.

Desde el oro en Japón 2006, hace 13 años, la selección española solo ha faltado dos veces al podio en los grandes torneos: en el Mundial de 2010, el del triple de Teodosic; y en el de 2014, el del batacazo ante Francia.

En este tiempo: cuatro oros, tres platas y tres bronces en 12 campeonatos.

Argentina, campeona en la primera edición del torneo en 1950, regresaba a la final 17 años después de la plata en Indianápolis ante la última Yugoslavia.

Marc Gasol contra Facundo Campazzo en la final de la FIBA Basketball World Cup 2019.
Fuente: www.periodistadigial.com

Impactos: 60