En la apertura del curso 2019-20 de las universidades de CyL García Marín ha defendido la rentabilidad de la Universidad Pública.

El Aula Magna San Isidoro de la Universidad de León (ULE) ha acogido en la mañana de hoy el acto académico solemne de inauguración del curso 2019-2020 de las universidades de la comunidad, en una ceremonia que ha contado con la participación del Presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, que ha estado acompañado por numerosas autoridades entre las que cabe destacar a los rectores de las universidades de Oviedo y de todas las públicas y privadas de Castilla y León: Salamanca, Valladolid, Burgos, Pontificia de Salamanca, Europea Miguel de Cervantes, Católica de Ávila, IE University de Segovia, e Isabel I de Burgos.

Tras saludar y dar la bienvenida a los asistentes, García Marín ha dedicado unas palabras a los alumnos que hoy han recogido los premios extraordinarios. “Sois el presente y el futuro, -ha afirmado-, personas que habéis realizado un gran esfuerzo, con una enorme dedicación a vuestro trabajo y formación, y a los que deseamos el mejor futuro”. En su discurso, el Rector de la ULE ha afirmado que en la universidad “creemos en la docencia, en la investigación, debemos crear conocimiento y transmitirlo, progresar y hacer que la sociedad progrese”.

Precisamente por ello ha recordado que se ha reforzado el apoyo a los grupos de investigación de la ULE en la solicitud de proyectos internacionales, lo que ha dado lugar a la obtención el pasado año de casi 20 millones de euros en fondos para investigación y desarrollo, lo que supone un notable incremento respecto a años anteriores. “De todo ello se benefician nuestros estudiantes y la sociedad que nos rodea. Una Universidad que no aprecie, valore y estimule la investigación, -ha concluido-, está condenada a la mediocridad y al fracaso”.

UN NUEVO EDIFICIO ENTRE LOS PROPÓSITOS PARA EL NUEVO CURSO EN LA ULE

De cara al nuevo curso, García Marín ha expresado su deseo de “incrementar la dotación del programa de adquisición de equipos docentes, así como de seguir con la renovación de infraestructuras de los centros y la construcción de un nuevo edificio que albergue servicios y que sirva también de Casa del Estudiante, para que puedan ubicarse en el mismo las numerosas y activas asociaciones de estudiantes”. También ha apuntado que seguirá con la política de ‘nuevas plazas’, para consolidar a los profesores de valía reconocida y al tiempo para rejuvenecer la plantilla, “tal y como nos habíamos comprometido”.

No ha pasado por alto el Rector la situación de la plantilla de las universidades públicas de Castilla y León, que ha dicho que está “notablemente envejecida”, y ha pedido a Mañueco un impulso al ‘Plan de Rejuvenecimiento del Profesorado’, que fue presentado el año pasado a la Consejería de Educación.

García Marín ha hablado de la posición de las universidades públicas de la comunidad en los diferentes rankings internacionales, y ha considerado como “extraordinario” el avance realizado en los últimos 20 años, especialmente si se considera el escaso presupuesto en comparación con otros países. “Si queremos que las universidades sigan siendo motor de progreso social, debemos considerar la educación como una inversión y no como un gasto que hay que recortar”.

El Rector ha agradecido la reducción de las tasas de matrícula y su equiparación con la media nacional, y ha insistido en que “la enseñanza pública es un esfuerzo que merece la pena hacer. Como siempre he manifestado, -ha dicho-, la rentabilidad de la Universidad Pública debe de entenderse en términos de contribución a la formación de profesionales universitarios que harán que la sociedad sea mejor, y que son imprescindibles para el progreso de la misma”.

MAÑUECO OFRECE TODO SU APOYO A LAS UNIVERSIDADES

El Presidente de la Junta de Castilla y León ha comentado que el gobierno de Castilla y León está dispuesto a prestar todo su apoyo a las universidades “plenamente conscientes del esencial papel que las universidades desempeñan en nuestra sociedad”, y ha reseñado que el sistema está constituido por nueve universidades, cuatro públicas y cinco privadas, que desarrollan su actividad en 20 campus distribuidos por todas las provincias de la Comunidad. En ellos prestan sus servicios cerca de 13.000 personas, más de 9.000 de ellas dedicadas a la docencia e investigación, y en los que el año pasado se matricularon más de 82.400 alumnos.

En su intervención también ha insistido en que la equidad y la igualdad son los grandes principios que deben regir el sistema universitario, para lo cual la Junta de Castilla y León continuará defendiendo con absoluta firmeza la legítima reivindicación de que la evaluación final del bachillerato, la conocida Ebau, se realice de forma «única o uniforme» en todo el Estado, a fin de evitar discriminaciones o situaciones injustas por diferentes niveles de exigencia académica y que frecuentemente afectan a los estudiantes castellanos y leoneses.

Por último, hay que reseñar que ha avanzado la implantación de una línea de ayudas al estudio, concebidas como ‘becas de excelencia’, destinadas a apoyar a los estudiantes que tengan mejor expediente académico

Hay que apuntar que el acto se ha completado con la lectura de la memoria del pasado curso académico de la ULE, a cargo de la Secretaria General de la ULE, Mª Pilar Gutiérrez Santiago, la entrega de los Premios Extraordinarios de licenciatura, grado y máster correspondientes al curso 2017-18, y la lección inaugural del curso, que ha sido pronunciada por Federico Bernaldo de Quirós, Catedrático de Universidad de Prehistoria, titulada: ‘¿Cuándo llegamos aquí? Reflexiones sobre la llegada de los humanos modernos a la Península Ibérica’.

Impactos: 66