La Consejería de Cultura y Turismo ha diseñado una hoja de ruta para los próximos cuatro años con nuevos planteamientos en los modelos de gestión y con objetivos claros como la prestación de servicios culturales de calidad en el mundo rural; el refuerzo de su red de centros culturales; el impulso del español como recurso turístico y económico; los nuevos usos del patrimonio; el aumento de la oferta turística de calidad y la promoción de la actividad deportiva educativa e inclusiva.

El consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega Álvarez, ha comparecido hoy en la Comisión de Cultura y Turismo de las Cortes de Castilla y León, para dar a conocer las líneas de trabajo que guiarán la actividad de la institución durante los próximos cuatro años. Acompañado de su equipo, el consejero ha detallado los objetivos de la Consejería para la presente Legislatura, bajo la premisa de poner a disposición de los castellanos y leoneses, con especial atención al medio rural, una oferta cultural diversa y libre, un turismo responsable, una gestión sostenible del patrimonio y un deporte educativo e inclusivo. La intención es que la cultura, el turismo y el deporte mejoren la calidad de su oferta y se conviertan en motor de desarrollo local, contribuyendo al equilibrio territorial, a la creación de nuevas empresas y de puestos de trabajo de calidad.

El objetivo estratégico de la Consejería para la X Legislatura es liderar, junto a todas las fuerzas políticas representadas en el Parlamento, un Pacto 2020-2030 para el apoyo a los profesionales de la Cultura de Castilla y León. Con ello se persigue un aumento sostenido del presupuesto destinado a las industrias culturales y creativas, consolidando la profesionalización del sector, creando redes en todo el territorio e impulsando la colaboración público-privada y los nuevos usos culturales y creativos para el patrimonio. En esta línea, se reformarán los diferentes consejos asesores de la Consejería, para que se constituyan como auténticos grupos de trabajo, liderados por las asociaciones de profesionales de la cultura de Castilla y León.  Estarán representadas todas las asociaciones profesionales de cada disciplina artística y cultural y las industrias culturales y creativas, actuando como grupos de innovación abierta, disponiendo de los medios técnicos y humanos necesarios para su funcionamiento. El objetivo es crear un ecosistema entre ciudadanía, sectores sociales y profesionales en torno a la cultura para potenciar interacciones, aprovechar al máximo el potencial de las nuevas tecnologías, y reforzar la asociación entre cultura y creación con los elementos de valor y la oferta disponible en Castilla y León.

Gestión sostenible e innovación en el patrimonio cultural

Las líneas de trabajo de la Consejería de Cultura y Turismo desarrollarán los compromisos fijados en el Acuerdo de Gobierno para Castilla y León, a los que se sumarán otros objetivos estratégicos. En lo que se refiere al patrimonio cultural, uno de los retos prioritarios es su puesta en valor como factor de desarrollo, fomentando la colaboración público-privada, en el ámbito de la conservación y promoción del mismo. Se plantea cambiar el modelo de gestión, considerando que el patrimonio de Castilla y León es un activo no deslocalizable, que permite el desarrollo sostenible de ciudades y zonas rurales.  Se actuará con un modelo de gestión proactiva que logrará mayor eficiencia de los recursos. Además, se priorizará la sostenibilidad de la gestión y el impacto social de la inversión en el patrimonio, en las futuras declaraciones de bienes de interés cultural y los planes de conservación de los bienes protegidos.

Por otro lado, esa nueva concepción del patrimonio cultural pasará por la innovación, como instrumento que ofrece soluciones para la conservación, gestión y difusión del patrimonio de Castilla y León. En este sentido, uno de los pilares sobre los que se sustentará el trabajo en los próximos años será el impulso de la digitalización del patrimonio para fomentar de manera transversal otros objetivos de la acción de gobierno como la accesibilidad a los bienes patrimoniales, el impulso del desarrollo tecnológico, la participación social y la evaluación y control de la gestión.

Otro de los objetivos a desarrollar será la actualización de la Ley de Patrimonio y el resto de instrumentos normativos, así como la planificación para la gestión del patrimonio cultural.

En materia de Políticas Culturales, se fomentarán iniciativas que pongan en valor al sector audiovisual en la Comunidad, a través del apoyo a las industrias culturales de este ámbito y de la Filmoteca de Castilla y León. Las nuevas plataformas audiovisuales han generado una demanda de producciones audiovisuales que suponen una oportunidad para promocionar Castilla y León como territorio de rodaje. Para lograr este objetivo, se potenciará el papel de la Film Commission de Castilla y León, que creará una red virtual de municipios de cine de la Comunidad y construirá un catálogo de localizaciones cinematográficas accesibles en línea, acompañado de una activa política de promoción.

Programación permanente en la red de centros culturales

Se promoverá la creación de una programación cultural permanente de alto nivel que potencie la amplia red de centros culturales de gestión autonómica -formada por 46 museos, bibliotecas, archivos históricos y centros culturales-, para atraer nuevos públicos y difundir mejor sus actividades. Se trata de dar a conocer a un mayor número de ciudadanos los centros culturales que tienen a su disposición, los servicios que préstamos en cada uno de ellos y, sobre todo, animarlos a entrar y disfrutar de sus actividades.

De este modo, en lo que respecta a los museos, se fomentará la mejora de sus recursos museográficos, para lo cual se desarrollará un programa de asesoramiento desde la Consejería a los Centros pendientes de incorporación al sistema regional. En cuanto a los archivos, deben ser los garantes de los derechos de los ciudadanos y el pilar sobre el que se construya una nueva etapa de transparencia pública. Se impulsarán acciones para el conocimiento del patrimonio documental, incidiendo especialmente en su conservación y difusión, para lo cual se elaborarán planes para la organización, descripción y digitalización de documentos. Respecto a las bibliotecas, la Consejería pretende lograr que sean los centros de referencia a los que los ciudadanos acudan en busca de información. Se realizará un mapa de oferta cultural pública ofrecido por las bibliotecas, paso previo para la aprobación de una nueva normativa reguladora del sistema de bibliotecas en Castilla y León, en la que se determinen y clarifiquen las competencias de las diferentes administraciones que asumen responsabilidades en la gestión de centros de lectura, a fin de obtener una respuesta homogénea en todo el territorio.

La Consejería pondrá en marcha una nueva política de colaboración con los Festivales Culturales, basada en la transparencia y la excelencia, con criterios objetivos de calidad y sostenibilidad, que perseguirá mejorar la oferta cultural de la Comunidad y prestará especial atención a las iniciativas radicadas en el medio rural.

Castilla y León, destino para aprender español

Otra de las principales estrategias a destacar es la promoción del español como un recurso económico y turístico y el impulso de Castilla y León como destino para aprender español en mercados internacionales, organizando acciones de internacionalización destinadas a los agentes del sector de la Comunidad. Además, se culminará en Salamanca la sede del Centro Internacional del Español, que se convertirá en centro de referencia en esta materia.

Para lograrlo, se replanteará la promoción en el exterior, apostando por acudir a mercados emergentes o escasamente explorados como China, Corea, Rusia, o repúblicas exsoviéticas, entre otros, y se redifinirá la política de ayudas al sector, fomentando el desarrollo de una oferta novedosa y competitiva, en la que se combine el aprendizaje de la lengua con otros servicios turísticos, culturales o deportivos atractivos para los potenciales turistas idiomáticos.

Como complemento a todas estas medidas, desde el Comisionado de la Lengua se propondrá la celebración, con carácter bienal, de un Festival Internacional de Literatura que sirva para reforzar la proyección externa de la Comunidad y permita situar a Castilla y León como referente de la literatura actual en lengua española. Este festival quiere servir para reforzar la identificación de la Comunidad con la lengua española, y para celebrar, a través de la literatura, la riqueza del español como lengua de creación en todos los géneros.

En esta misma línea, en 2020, se celebrará la VI edición del Congreso Internacional del Español, en el que la Consejería dedicará un área temática a Miguel Delibes, en el marco de la conmemoración del centenario de su nacimiento, que ha sido declarado Acontecimiento de Excepcional Interés Público.

Nuevas apuestas para el turismo

En materia turística, la Consejería elaborará un programa de desestacionalización turística, basado en criterios de especialización de producto y segmentación de mercados. Se diseñará una estrategia del conjunto de los recursos turísticos, actuales y potenciales, considerando su transversalidad con mecanismos de coordinación institucional y colaboración público-privada.

También se trabajará para lograr una distribución más equitativa del turismo entre las nueve provincias, con elementos integradores como el río Duero, que atraviesa cinco de las nueve provincias antes de llegar a tierras portuguesas y que se plantea como un hilo conductor importante ante el posicionamiento turístico con Portugal.

El Turismo Rural es clave en Castilla y León por sus condiciones geográficas, naturales, patrimoniales y culturales, que lo convierten en referente. Por ello, se reforzará la promoción de la oferta de turismo rural, especialmente en el exterior, mediante un Plan de Promoción Internacional de Turismo Rural, con la colaboración de la Administración Central. También se apostará por la elaboración de un nuevo Plan de Accesibilidad Turística, en colaboración con todas las Administraciones y las principales asociaciones y plataformas representativas del sector de la discapacidad.

Turismo de Congresos

Entre las medidas más destacadas en materia turística se incluye la creación del ‘Castilla y León Convention Bureau’, como un sistema de promoción y coordinación de Congresos en Castilla y León, que permita trabajar unidos al sector público y privado en la captación de turismo de Congresos. Respetará los sistemas definidos por el Spain Convention Bureau (ente de la Federación de Municipios y Provincias para promocionar el turismo de congresos y reuniones en España).

Destaca también la apuesta por aumentar los Destinos Turísticos Inteligentes de Castilla y León; por el turismo cultural, con la creación de una Tarjeta Turística Cultural y por el fomento del turismo de eventos deportivos. Asimismo, las políticas turísticas buscarán un nuevo planteamiento para eventos como INTUR y FITUR, enfocados más hacia la generación de oportunidades de negocio para las empresas y entidades turísticas.

Potenciar el deporte popular

En materia deportiva, la Consejería buscará priorizar el beneficio del deporte para todas las personas de la Comunidad, con independencia de su lugar de residencia y con especial atención al deporte en zonas rurales. Para ello se estudiarán diversas fórmulas como la realización de nuevas distribuciones territoriales para potenciar y facilitar la práctica en municipios pequeños; se revisará el programa de deporte en edad escolar para poder adaptarlo y favorecer la práctica físico-deportiva en entornos rurales y se propondrá la organización de campeonatos nacionales, donde se primarán ubicaciones de alto interés turístico y cultural de Castilla y León.

Entre las novedades más significativas, destaca la puesta en marcha de los ‘Juegos de la Experiencia’, para personas mayores y concentradas en entornos rurales; así como un programa de actividades físico-deportivas denominado ‘Castilla y León, deporte natural, deporte cultural’, que llevará diferentes actividades físico-deportivas a diversos puntos de la Comunidad, fomentando el binomio deporte y turismo, asociándolo al patrimonio cultural y natural de Castilla y León.

Otro punto de interés, se centrará en la promoción de la actividad físico-deportiva de personas con discapacidad, atendiendo tanto a actividades de índole competitiva como recreacional y en el impulso al deporte de alto rendimiento.

El desarrollo normativo de la recién aprobada Ley, 3/2019 de 25 de febrero de la Actividad Físico Deportiva de Castilla y León será otra de las líneas de trabajo, como un paso obligado para el adecuado progreso y evolución que en materia deportiva se quiere impulsar. Esta Ley pretende asegurar una práctica saludable y segura de ejercicio físico, actividad física y deporte por parte de la ciudadanía.

Impactos: 54