La Feria de Teatro de Castilla y León despide hoy sábado su vigésimo segunda edición tras cinco jornadas dedicadas a las últimas tendencias escénicas, tanto de nuestro país como de Portugal. Además de reafirmarse como importante agente dinamizador del mercado, la Feria constata el valor que se le concede como punto de encuentro para compañías, distribuidores, productores y programadores culturales públicos y privados que aprovechan la cita escénica celebrada en Ciudad Rodrigo para conocerse, charlar y reflexionar sobre intereses comunes. Un total de 274 profesionales se acreditaban en esta última edición para poder ver los trabajos seleccionados. Todos ellos, junto a otros perfiles también profesionales, han llegado a sumar alrededor de 700 agentes del sector durante estos cinco días. La Feria ha colgado el cartel de “no hay entradas” en prácticamente todos los trabajos seleccionados, registrando una ocupación del 99% del aforo. El respaldo de más de 35.000 espectadores, que han disfrutado de los 46 espectáculos programados, ha vuelto a otorgar a la Feria de Teatro de Castilla y León, organizada por la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, el título de cita imprescindible en el calendario estival no solo de la Comunidad, sino del resto de la geografía nacional.

24 de agosto de 2019

Castilla y León | Consejería de Cultura y Turismo

Teatro, teatro de títeres, teatro gestual, danza, circo, los espectáculos multidisciplinares y las artes de calle son protagonistas en los más emblemáticos lugares de Ciudad Rodrigo desde el martes y hasta esta noche. La Feria de Teatro de Castilla y León bajará entonces, tras el último espectáculo programado (23.30 horas), el telón de su vigésimo segunda edición. 46 compañías han sido las encargadas de dar forma al cartel que este año ha advertido un notable incremento de las compañías de Castilla y León, 18 formaciones, pero que también ha contado con los trabajos de  formaciones de Extremadura, Madrid, Andalucía, Galicia, Cataluña, Comunidad Valenciana, Aragón, Cantabria, Asturias y Región de Murcia.

La cálida acogida que el público espectador ha mostrado a lo largo de estas cinco jornadas se refleja en el 99% del aforo ocupado, colgando el cartel de “no hay entradas” en prácticamente la totalidad de los trabajos programados. Así, se vuelve a consolidar una cita imprescindible en el calendario estival de propuestas culturales no solo de la Comunidad, sino también del resto de comunidades autónomas del país. La promoción y la difusión de las artes escénicas se han conjugado a la perfección con la formación y el intercambio de experiencias en esta última edición logrando que, además de ser un vivo agente dinamizador del mercado, la Feria se posicione como esperado punto de encuentro por los profesionales que acuden, que han sido 274 compañías, distribuidores, productores y programadores culturales públicos y privados (un 45% de las entidades inscritas no acudieron a Ciudad Rodrigo el pasado año). Junto a ellos, otros perfiles también profesionales han estado en la Feria de Teatro, llegando a alcanzar las 700 personas. Para todos ellos, la organización de la Feria ha diseñado especialmente un total de 23 propuestas, presentaciones, reuniones de negocio, jornadas de trabajo, tertulias y el vermú teatral.

Además, esta vigésimo segunda edición ha advertido un incremento muy representativo de presencia de asociaciones sectoriales y profesionales de todo el país. En concreto, la Feria ha registrado la participación de once entidades como la Coordinadora de Ferias de Artes Escénicas del Estado Español (COFAE), la Red Española de Teatros, Auditorios, Circuitos y Festivales de Titularidad Pública, la Asociación de Teatro para la Infancia y la Juventud (ASSITEJ España), TE VEO Artes Escénicas para la Infancia y la Juventud; la Unión Internacional de la Marioneta (UNIMA); la Asociación de Empresas de Distribución y Gestión de las Artes Escénicas (ADGAE); la Asociación de Empresas de Artes Escénicas en Castilla y León (Artesa), o la Federación estatal de compañías y empresas de danza (FECED), entre otras.

La Feria se arriesga en el diseño de su programación

En esta última edición, la Feria de Teatro de Catilla y León afianza su papel como prescriptora de las últimas tendencias en el sector escénico nacional e internacional. La credibilidad de la programación planteada genera un buen indicador para otros profesionales que no han podido asistir a la cita escénica mirobrigense.

Además, la Feria cumple el objetivo de asumir un cartel de riesgo tanto en los contenidos como en los formatos, dando a conocer trabajos de calidad de compañías emergentes y descubriendo nuevas formaciones sin renunciar a ofrecer lo último de las más veteranas, conocidas y laureadas.

El plantel de producciones mostradas durante estos días ha reflejado las preocupaciones de nuestra sociedad con espectáculos que relataban conflictos familiares, relaciones personales, la atención a nuestros mayores o el empoderamiento de la mujer, la memoria histórica o la emigración, entre otros asuntos de interés, siempre sin renunciar a la vertiente lúdica de las artes escénicas.

Refuerzo en los vínculos profesionales con Portugal

De acuerdo con la línea de trabajo de la Feria de Teatro desde sus inicios, el encuentro escénico ha prestado especial atención al mercado de las artes escénicas portugués con la selección de cinco trabajos de compañías lusas, tres de ellos en calidad de estreno nacional. La cita reafirmaba así su condición de principal mercado de artes escénicas del occidente peninsular, también con la participación de compañías extremeñas, gallegas y asturianas. En este sentido, la Feria ya es uno de los principales escaparates nacionales para las artes escénicas de Portugal, así como la puerta de salida más importante para las producciones españolas que viajan a los mercados lusos. Con el objetivo de incentivar la circulación de los espectáculos castellanos y leoneses, la Feria ha firmado, además, acuerdos de colaboración con otras citas y festivales del país vecino, con el Festival i de Agueda y la Feria Iberica TeatroAgosto de Fundaô. Por su parte, casi un 10% de los profesionales inscritos han llegado a Ciudad Rodrigo desde Portugal.

Implementación tecnológica, web y medios sociales

La implementación de novedades tecnológicas en los controles de acceso y ticketing así como la utilidad de la app creada especialmente para la nueva edición, que ha tenido más de trescientas descargas, ha contribuido también al éxito de la cita escénica, cuya repercusión en los medios de comunicación se ha visto reforzada con el constante tráfico de visitas a su página web Feria de Teatro de Castilla y León durante todo el año. También en sus redes sociales, que han vuelto a experimentar un importante incremento tanto en interacción como en número de seguidores, especialmente durante los días de la Feria.

Las plataformas de Facebook y Twitter se han afianzado como dos de los canales con más calado, mientras que en Instagram se ha observado un brusco repunte de actividad por parte de los usuarios que, en este caso, se sitúan en una franja de edad más joven, logrando que las comunicaciones impactaran en público de todas las edades.

Reconocida por el Observatorio Nacional de Cultura como la cita más relevante de artes escénicas de Castilla y León, la Feria de Teatro de Castilla y León está organizada por la Junta de Castilla y León, en colaboración con el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, la Diputación de Salamanca y la Asociación Cultural CIVITAS A.T.

Además, la Feria cuenta con el apoyo de entidades como el Ministerio de Cultura y Deporte, a través del INAEM, la Junta de Extremadura, Asociaciones Federadas de Empresarios de Ciudad Rodrigo, AFECIR y COFAE, la Coordinadora de Ferias de Artes Escénicas del Estado Español.

Impactos: 36