Se investiga a una persona que circulaba conduciendo un camión haciendo “zigzag” por la autovía A66 invadiendo el sentido contrario.

Efectivos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de León, han investigado a un varón de 59 años de edad y con domicilio en Alicante, como presunto autor de un delito de conducción de vehículo a motor superando las tasas de alcohol permitidas.

Los hechos tuvieron lugar el pasado día 1 de agosto de 2019, cuando el vehículo circulaba por la autovía A-66 sentido León en “zigzag” y al llegar a una zona de obras de restauración de la calzada, a la altura del término municipal de San Millán de los Caballeros (León), en tramo habilitado provisionalmente a la circulación de doble sentido, invadió de forma peligrosa el carril contrario llevándose por delante los conos que delimitaban ambos sentidos.

El camión fue interceptado y sacado de la vía con seguridad por una patrulla de motoristas del Destacamento de Tráfico de León, en la salida de Villamañán (León), donde le efectuaron las pruebas de alcoholemia dando resultado positivo, sextuplicando la tasa permitida para este tipo de vehículos, que es de 0.15 mg/l. Concretamente el conductor del camión articulado de cinco ejes, arrojó una tasa de alcoholemia de 0,92 mg/l.                           

Las diligencias instruidas por un supuesto penal contra la seguridad vial por alcoholemia positiva, fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de los de León.

Esta persona podría ser condenada a una pena de prisión de tres a seis meses, o multa de seis a doce meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días y, en cualquier caso, a la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior de uno a cuatro años.

La ingesta de bebidas alcohólicas, así como la de drogas y sustancias toxicas influye en el conductor de un vehículo con lo disminución de la capacidad sensorial, de reflejos y de atención en la conducción, desvirtuando la percepción de la realidad, determinando una conducción inapropiada y creando un concreto peligro para la vida propia y del resto de los usuarios de la vía, incrementándose en esta caso concreto al tratarse de un vehículo de grandes dimensiones y en día de operación especial donde se incrementa notablemente la circulación , por lo que se aumenta exponencialmente la posibilidad de sufrir un accidente vial.

Servicio de alertas mediante la “app Alercops”

La Guardia Civil recuerda la puesta en marcha años atrás de la APP ALERTCOPS. Esta aplicación móvil es un servicio de alertas que permite comunicarse de manera precisa, gratuita y rápida con la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

A través de ella se puede alertar sobre una situación delictiva de la que es víctima o testigo; también permite recibir en el teléfono móvil mensajes de aviso, cuando el mismo se encuentre en una zona afectada por incidencias.

La Guardia Civil recomienda su descarga, para ponerse en contacto en caso de emergencia con los Centros Operativos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Impactos: 2