El concejal de Coordinación de Servicios Generales y Medio Ambiente, Manuel Ángel García, ha remitido un escrito al organismo de aguas para que acometa las labores de mantenimiento que permitan eliminar la gran cantidad de maleza presente tanto en el propio canal como en sus márgenes

El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo se ha dirigido formalmente a la Confederación Hidrográfica del Duero para requerirle la limpieza urgente del Canal del Carbosillo.

El concejal de Coordinación de Servicios Generales y Medio Ambiente, Manuel Ángel García, ha remitido un escrito al organismo de aguas en el advierte que “como consecuencia de la falta de mantenimiento del canal y de sus márgenes, el mismo se encuentra con gran cantidad de hierba y maleza, sin reunir las condiciones exigibles de seguridad, salubridad y ornato público”.

Así, destaca “el elevado riesgo de incendio” que esto supone, especialmente en la época estival, por lo que con carácter previo a la incoación de un procedimiento para la adopción de la correspondiente orden de ejecución, requiere a la Confederación “que con la máxima urgencia se lleven a cabo las obras necesarias para reponer y mantener las condiciones derivadas de los deberes de uso y conservación, procediendo a su limpieza”.

En este sentido, recuerda que de conformidad con lo previsto en el artículo 8 de la Ley 5/1999 de Urbanismo de Castilla y León, “los propietarios de los terrenos deberán mantenerlos en condiciones de seguridad, salubridad y ornato público”.

Desde el Consistorio, el edil confía en una pronta respuesta del organismo, que como titular del canal del Carbosillo debe actuar a lo largo de sus seis kilómetros de longitud a su paso por el municipio.

Además, desde la concejalía del área se ha requerido a los propietarios de los solares de carácter urbano ubicados en el término municipal para que procedan a su limpieza como medida preventiva ante el riesgo de incendios.

Teniendo en cuenta el rápido crecimiento de la vegetación y del aumento de las temperaturas, el Ayuntamiento remite cada año en torno a 300 misivas a los titulares de las fincas en las que se recuerda esta obligatoriedad.

De manera paralela,  el Consistorio ha puesto en marcha las labores de desbroce y limpieza de las calles del municipio en las que han proliferado las hierbas y otras especies vegetales.  Los servicios de jardines y limpieza trabajan de manera conjunta para atajar esta situación que afecta a las distintas poblaciones y barrios el municipio, a los que se está llegando de manera progresiva.

Impactos: 43