La vida a veces se queda velada en el estante de la enfermedad. Hay quien  sujeta sus ganas a la persona que tiene al lado. Otros procuran entender qué hilos atan su vida a un enemigo al que han de acercarse para entenderlo mejor. Otros se abandonan al estado depresivo que les encierra en la incomprensión ante los demás. Estar, ser enfermo, es…, pertenecer al lado del daño, estás dañado, la energía te ha dejado de lado. Además, dependes de los otros, de su caridad, de su entrega, de sus ganas de ayudarte, de su máxima comprensión. Estás picado, como la manzana que esconde un gusano en sus semillas. La vida a veces se queda olvidada en el estante de la enfermedad. Mientras los demás avanzan en sus rutinas, el enfermo se agazapa en la niebla que lo envuelve.

Ahmad, se queda anonadado ante el texto que acaba de leer, es de su hermano Khaled, lo está preparando, según le ha comentado para ir a una asociación de enfermos de Parkinson llamada E.P.A (Enfermos de Parkinson de Astorga y Comarca). Quiere leerlo antes de comenzar con su espectáculo de sombras chinescas. Se ha ofrecido voluntario para llevar a los enfermos y sus familias un poquito de frescura e ilusión cada semana. Cuando se lo expuso a Electra Cambra, la presidenta de la asociación, aceptó encantada. Y Khaled se emocionó al encontrarse con aquella extraordinaria mujer, que se dedicaba en cuerpo y alma a la asociación, a los enfermos y a sus familiares. Al igual que para Ahmad y Khaled nuestra tierra ha sido un buen refugio, la E.P.A es un magnífico refugio para todos los que padecen una enfermedad crónica, progresiva e invalidante como es el Parkinson, y para sus familias.

Mordida existencial: El pasado domingo, la banda “Sones del Órbigo”, nos ofreció un exquisito concierto solidario por el Parkinson en la plaza de Veguellina de Órbigo. Como ya es costumbre desde hace varios años, en las fiestas del pueblo, dedica un concierto solidario que este año ha sido a favor de la E.P.A (Asociación de Enfermos de Parkinson de Astorga y Comarca). Como viene siendo habitual la audiencia fue muy numerosa, mejor, más colaboración para una asociación que como su presidenta Electra Cambra nos dijo en unas emotivas palabras antes del concierto “se fundó en el  el 2001 sin ánimo de lucro y que viene trabajando de forma incansable con el fin de prestar apoyo integral y permanente a las personas afectadas por la enfermedad de Parkinson y su familia cuidadora. Cuenta actualmente con más de 200 socios que la representan y apoyan. Forma parte de la Federación Española d Parkinson. Tiene reconocido el título de Utilidad Pública por el Ministerio de Interior” Las palabras entrecomilladas, están sacadas del díptico que se repartió en el acto musical. Electra además añadió, que esta asociación es de Astorga y Comarca, es de todos nosotros, ya que presta apoyo a muchos pueblos, incluido Veguellina de Órbigo. Para ello goza del apoyo solidario de un conductor que se encarga de traer y llevar a los enfermos en la furgoneta que la asociación tiene para este menester.

Solo decir que la banda “Sones del Órbigo” como siempre, nos dejó un extraordinario sabor de boca, esta vez además con lo que supone ser solidario. Como la misma Electra Cambra dijo: “Es mucho mejor ayudar que necesitar” y añado: pero hay que tener la mente abierta y los sentidos despiertos para saber que incluso siendo solidario, nos estamos marcando un futuro mejor, si das…, puede ser que recibas. Un poco egoísta, lo reconozco este pensamiento, pero al fin y a la postre se trata de dar, y en eso Electra Cambra nos puede dar lecciones magistrales, pues ella vivió y convivió con la enfermedad del Parkinson, que fue estrangulando la vida de su marido, durante muchos años.

Manuela Bodas Puente – Veguellina de Órbigo.

Impactos: 77