La compañía gallega adquiere los establecimientos Max Descuento (Grupo DIA) de León, Zamora y Benavente, centros que suman 5.550 metros cuadrados.

Con esta operación corporativa,  crece un 42,1% en el canal mayorista global y un 19,56% en el conjunto de toda su red de tiendas.

Con la incorporación de los 32 trabajadores de los tres centros, el total de la plantilla del Grupo a final de año se acerca a los 600 empleos directos.

Artur Yuste, director general de Grupo Cuevas, destaca que en la operación han coincidido “la oportunidad de mercado, el plan de crecimiento de la compañía y la estrategia de lograr una expansión gradual y natural en Castilla y León, comunidad en la que Grupo Cuevas ha tenido una excelente acogida”.

Grupo Cuevas ha cerrado la compra de tres establecimientos del canal mayorista -cash & carry- al Grupo DIA, en una operación estratégica que consolida su posición y sus planes de crecimiento en Castilla y León, solo siete meses después de su llegada a la comunidad con la apertura de un Cuevas Cash en Ponferrada. Con esta compra incorpora a su red comercial un centro de 2.159 m2 con ubicación estratégica dentro de MercaLeón y otros dos de 1.798 y 1.592 m2 situados en polígonos industriales de proximidad a Benavente y Zamora. De esta forma, Grupo Cuevas crea un importante eje en la distribución mayorista entre Zamora, Benavente y León, que se suma a su reciente operativa en Ponferrada, El Bierzo y comarcas limítrofes.

Los tres centros incorporados pertenecían a la enseña Max Descuento, del Grupo DIA, y quedarán integrados en Cuevas Cash, la marca pionera en cash & carry orientada al canal horeca (hostelería, restauración y catering). En la capital leonesa se posiciona al lado de los principales mayoristas de frutas y hortalizas, pescados y productos cárnicos, y de empresas polivalentes especializadas en el sector alimentario, logística y embalaje. Y en la provincia de Zamora conquista plazas de referencia en la distribución y logística del noroeste peninsular y de la conexión con Madrid y con los principales mercados nacionales y europeos.

En un único movimiento corporativo, tras el acuerdo con DIA, Grupo Cuevas pasa a contar con 5.549 metros cuadrados de superficie en sus tres nuevos centros de Castilla y León. Crece así un 326,4% en la comunidad y eleva en un 42,1% la dimensión de los autoservicios Cuevas Cash, que pasan de 12 a 15 centros y de 13.170 a 18.720 m2 de superficie total. En el conjunto de la red de establecimientos comerciales de Grupo Cuevas (que rebasa ya los 70), el incremento se cifra en el 19,56%, al subir de 31.180 a 37.279 metros cuadrados.

El director general de Grupo Cuevas, Artur Yuste, resalta la coincidencia de factores clave como “la oportunidad de mercado, el plan de crecimiento de la compañía y la estrategia de lograr una expansión gradual y de forma natural en Castilla y León, comunidad en la que Grupo Cuevas ha tenido una excelente acogida y en la que ahora creamos un importante eje estratégico entre Zamora, Benavente y León”, asegura. Yuste, explica que esta rápida expansión de la red Cuevas Cash a un mercado local de cercanía como es Castilla y León “avala un proceso de expansión geográfica natural, que da continuidad a las aperturas de otros formatos (supermercados) y a las inversiones que ya viene realizando el grupo desde hace años en la zona interior oriental de Galicia, localizando sus últimas aperturas comerciales en zonas como Lugo ciudad, A Rúa o Quiroga”.

Destaca también la capacidad y dimensión de los cash & carry abiertos o en previsión de apertura en ambas provincias castellanas. Los cuatro -incluido el de Ponferrada- están entre los seis Cuevas Cash de mayor superficie, junto con el de Monforte (1.700 m2) y el de Tomiño, que con 2.155 metros cuadrados es el más grande de la cadena y todo un referente para las compras mayoristas de profesionales del sur de Pontevedra y de la Región Norte de Portugal.  Y subraya que “estas adquisiciones son fruto de un proceso natural de crecimiento al que le ha llegado su momento. Yo no concibo crecer simplemente por crecer, no me parece un valor. Exigirse más no es sostenible indefinidamente. Exigirse mejorar es un reto más sano y más útil, incluso más ético”. Pese a este crecimiento, el principal ejecutivo de Grupo Cuevas afirma que “no es esa nuestra gran motivación, ni mucho menos nuestro único enfoque. Nos mueven otros desafíos, como la diferenciación de nuestra marca, la calidad en el producto y en la prestación del servicio, la innovación, la humildad, la experiencia y la respuesta eficaz a las necesidades del cliente, los mismos principios que han guiado nuestros ya 152 años de historia”.

Garantía de empleo. La compañía gallega garantiza la continuidad del empleo en los tres centros adquiridos en Castilla y León, que cuentan con una plantilla conjunta de 32 trabajadores (27 en tienda y 5 comerciales). Los tres cash & carry  pasarán a disponer de todas las referencias existentes en los Cuevas Cash de Galicia y Ponferrada, con marcas específicas de venta a profesionales, como Vivó y Vivó Chef, a las que se une la distribución en exclusiva de productos SPAR, que elevará de 4.000 a 6.000 el número de referencias activas en los tres nuevos establecimientos. Contarán además con una sección de productos regionales de sus respectivas zonas de influencia, con amplio surtido de vinos, quesos, embutidos y lácteos, entre otros.Resultados. La facturación de Grupo Cuevas al final de 2018 ascendió a 104,23 millones de euros, cifra que refleja un incremento del 2,63% en comparación con el año anterior. El negocio de la distribución alimentaria generó el 87,9% de los ingresos totales, al contribuir con 91,58 millones. En 2018, Grupo Cuevas obtuvo un  ebitda (resultado bruto de explotación) de 3,72 millones, con crecimiento a doble dígito (subida del 10,55%). Con la incorporación de estos 32 nuevos trabajadores, la plantilla total de Grupo Cuevas a final de año se acercará a los 600 empleos directos, y se consolida como la compañía de alimentación de más rápido crecimiento en Galicia.

Impactos: 524