El objetivo de la institución provincial es colaborar con las entidades locales menores en la mejora de las infraestructuras

El pleno de la Diputación de León ha aprobado el reparto de la 1ª fase del Plan de Juntas Vecinales de la provincia, con el que llevarán a cabo pequeñas obras durante este año. El Plan, de carácter bianual, cuenta en este ejercicio con un presupuesto total que alcanza los 2,6 millones de euros, más los 720.000 que corresponden a las actuaciones que se llevan en estas entidades locales menores en el Bierzo, repartidas por el Consejo Comarcal.

En esta 1ª fase se han aprobado 432 obras en otras tantas Juntas Vecinales, de un total de 462. El objetivo de la institución provincial es aprobar en el menor tiempo posible el resto, un total de 30 para que las obras puedan comenzar a ejecutarse durante los meses de verano y para que el plan quede completo antes de finalizar este mandato.

Entre las obras que se llevarán a cabo se encuentran la mejora del alumbrado, adecuación de espacios públicos, o la mejora del abastecimiento y saneamiento, entre muchas otras.

El objetivo de la institución provincial con la puesta en marcha de este Plan de Juntas Vecinales es colaborar con las entidades locales menores para que puedan hacer frente a las actuaciones necesarias para cubrir los servicios básicos, mejorando de esta forma la calidad de vida de los leoneses que residen en las diferentes localidades de la provincia. La Diputación de León apoya también, de esta manera, que la mejora en los servicios se traduzca también en la fijación de población en el medio rural.

Impactos: 21