Ayer se presentó al público el primer libro en solitario de nuestro columnista Ángel Lorenzana. El acto tuvo lugar en la sala La Corsetería, en la calle Cascalerías de León.

Ana, de la Editorial Péndula, presentó a cada uno de los participantes ante una sala repleta, sentados y en pié, de gente que acudió al acto. Entre los asistentes, pudimos ver escritores de la talla de Ricardo Magaz, Tomás Alvarez, Ignacio Redondo, Vicente García y el propio Fulgencio Fernández. Amigos, familiares y seguidores de Lorenzana completaron una sala que se quedó pequeña.

Ramón Villa, autor de la portada y de otra lámina del libro, habló primero. Nos contó su relación con el autor y cómo llevaba eso de ilustrar libros.

Fulgencio Fernández, autor del prólogo, nos comentó cómo llegó el “manuscrito” a sus manos y los filtros que le hizo pasar hasta escribir para el libro un magnífico prólogo.

Valentín Costo, montañero y fotógrafo, autor de las fotografías que ilustran el libro “Arreboles”, habló de su vida en la montaña y de su ilusión por la fotografía y de cómo prestó sus obras para esta edición.

Por fin, Ángel Lorenzana Alonso, el autor de las 36 narraciones cortas que componen “Arreboles (La sonrisa de otoño)” nos habló de la composición de la obra, de cómo surgen los relatos, de las ventanas que quiere ir dejando abiertas al final de cada una de las narraciones de experiencias “de otoño”, de esos cuentos “arrebolados” que hablan de soledad, de amaneramiento y de borreguismo social”.

Para finalizar, Ana María, leyó un precioso cuento, uno de los del libro, sobre lobos, perros, pastores y amos. Y de cómo las ovejas también piensan, aunque sea de otra manera.

Un éxito, al fin, para un libro de este autor leonés que nos promete seguir “contando cuentos”. A disfrutarlo.

Impactos: 147