El delegado territorial de la Junta, Guillermo García, ha inaugurado esta mañana una jornada de coordinación entre los jefes de comarca forestal y los celadores mayores para preparar la campaña de incendios.

Los jefes de comarca forestal y los celadores mayores de las reservas regionales de caza de la provincia leonesa han participado hoy en una jornada de coordinación para mejorar el operativo de la lucha contra los incendios forestales que se ha desarrollado en la Delegación Territorial de la Junta en León.

El encuentro ha servido para hacer un repaso de la Campaña de Incendios, presentada ya el pasado miércoles por el Consejero de Fomento y Medio Ambiente, dando cuenta de la ampliación de personal y de material para este año 2019. También se han abordado temas más técnicos como las funciones del personal de escucha de incendios del Centro Provincial de Mando (CPM), así como el establecimiento de los calendarios de trabajo, la asignación de teléfonos móviles y de cuentas de correo electrónicos corporativos. 

El delegado territorial de la Junta, Guillermo García, ha sido el encargado de inaugurar la jornada destacando la labor de estos profesionales que son “los que primero detectan un incendio, llegan a él para combatirlo y velan por la seguridad de los ciudadanos que viven en los pueblos cercanos”. “Quiero daros las gracias por vuestro trabajo, por vuestro comportamiento ante un incendio forestal y por vuestro compromiso por la Comunidad. Gracias por lo que hacéis”, ha agradecido Martín.

Durante la jornada se ha insistido que el operativo es regional y en él es necesaria la coordinación de todos los medios disponibles y todas las administraciones involucradas, tanto la propia Junta de Castilla y León, que es quién tiene las competencias en materia de Medio Ambiente en la comunidad, como otras administraciones que ponen a disposición de los directores de extinción distintos medios materiales y humanos, como es el caso de Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación (MAPA).

Impactos: 17