La Unión del Pueblo Leonés de San Andrés del Rabanedo quiere exponer ante los vecinos sus propuestas en materia económica. Para nuestra formación, este es quizás el asunto más importante de la política municipal pues lo condiciona absolutamente todo, por lo que preferimos ser directos y transparentes, y no decir mentiras como hacen los partidos mayoritarios. Por ello avisamos: estamos supeditados a tres planes de ajuste aprobados por PP, PSOE y Ciudadanos, y por ley, no se pueden bajar impuestos. Por ello, toda promesa de bajada de impuestos (IBI, Actividades Económicas, etc.) es mentira, y creemos que los vecinos de San Andrés no nos merecemos que nos insulten de esa manera.

En primer lugar, hay que ser conscientes de que existe una deuda de 58 millones de euros causada por la irresponsabilidad de anteriores gobiernos. Por hacer un poco de memoria, las políticas irresponsables como las iniciadas en el mandato de Miguel Martínez (que cierra la lista socialista en las presentes municipales), bajo la premisa de “hagamos lo que debamos, aunque debamos lo que hagamos”, fue lo que llevó a San Andrés a esa enorme deuda de la que ahora depende todo.

La idea fundamental de nuestro programa es que esto no se vuelva a repetir. Para UPL no puede hacerse una gestión en la que se gaste más de lo que se recaude. Para evitar eso, UPL no tomará decisiones unilaterales que puedan lastrar más las arcas municipales. Por desgracia, tenemos ejemplos muy recientes, como lo que pasó cuando el PSOE decidió de forma unilateral la retirada del complemento de productividad de los funcionarios, lo que costó a todos los contribuyentes 100.000 euros.

Otra de las medidas que quiere llevar a cabo la formación leonesista en este sentido es realizar una política coherente y consensuada con los agentes sociales para evitar actuaciones que terminen en juicios que añaden gastos e intereses de demora que aumentan la deuda municipal y lastran el crecimiento del mismo. Para cambiar la dinámica, UPL propone reorganizar los recursos humanos y materiales del Ayuntamiento escuchando a todos, de forma progresiva, atendiendo a las obligaciones y estableciendo prioridades como la limpieza, la seguridad o el servicio al ciudadano.

Creemos que es hora de que el vecino vea resultado a los sacrificios realizados en los últimos años. Gracias a UPL, el fantasma de la intervención ha desaparecido al aprobarse el Plan Económico-Financiero y permitir la aprobación de Presupuestos. Este tipo de medidas demuestran que el leonesismo, además de reivindicar, sirve para gestionar, así hemos demostrado que la idea de que UPL puede aunar el crecimiento de San Andrés y el pago de la deuda no es una promesa, sino una realidad.

Impactos: 34