El acuerdo hará posible la puesta en marcha de programas de formación, prácticas de los alumnos y la promoción de la investigación y el desarrollo social y tecnológico.

Juan Francisco García Marín, Rector de la Universidad de León (ULE), y Ángel de Propios Sáez, Presidente de ASPAYM de Castilla y León (Asociación de Parapléjicos y Grandes Minusválidos Físicos), han firmado en la mañana de hoy un convenio de colaboración que va a servir para establecer el marco adecuado para agilizar los futuros proyectos de colaboración entre ambas instituciones.

Las actuaciones inicialmente previstas irán encaminadas a la cooperación en programas de formación del personal investigador y técnico de personal de la ULE y de ASPAYM, la organización de actividades comunes relacionadas con la promoción de la investigación y el desarrollo social y tecnológicos, la realización de estudios o proyectos de investigación sobre diferentes temas, la propuesta y ejecución de prácticas concretas por parte de alumnos de grado y postgrados que les sean de utilidad para su preparación profesional, y cualquier otra actividad que redunde en beneficio de ambas partes.

García Marín se ha mostrado muy satisfecho por la firma del acuerdo, ya que ha explicado que es “un área en la que deseaba desde hace tiempo que la ULE se implicase al considerarla de gran importancia”. Por su parte, Ángel de Propios ha comentado que ASPAYM pretende ayudar a las personas discapacitadas a realizarse como personas e integrarse en la sociedad, ha recordado que cada año aumenta de forma progresiva el número de lesionados medulares en todo el mundo, y ha dicho que el texto rubricado hará posible acercar a la universidad programas y servicios que tiene ASPAIM, como es los programas de accesibilidad y de formación, la eliminación de barreras arquitectónicas, etcétera.

MEJORA DE LAS CONDICIONES DE VIDA DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD

ASPAYM Castilla y León es una entidad que tiene como seña de identidad trabajar para mejorar las condiciones de vida del colectivo de personas con discapacidad en general, y lesión medular en particular. En la actualidad cuenta con más de 2.000 socios en toda la comunidad y más de 190 trabajadores extendidos en sus cinco delegaciones (Valladolid, León, Ávila, Burgos y Palencia).

Se creó en 1992 en Valladolid con vocación autonómica para dar respuesta a las inquietudes de pacientes del Hospital Nacional de Parapléjicos que, siendo originarios de Castilla y León no tenían un servicio que pudiera atender y trabajar por sus necesidades.

La creación de la entidad está ligada estrechamente a la Federación Nacional ASPAYM, que nació en 1979 al auspicio del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, se ubica en 12 comunidades autónomas y está integrado por más de 7.000 socios y más de 30.000 representados.

Impactos: 25