El vigente campeón se pone líder de la clasificación general tras acabar por delante de Álex Rins y Maverick Viñales.

Marc Márquez se impuso con autoridad en el GP de España de MotoGP, en una carrera en la que tardó unos pocos metros en ponerse primero. El vigente campeón del mundo, que también se pone al frente de la general, estuvo acompañado en el podio por un valiente Álex Rins, que de nuevo puso el picante a la carrera y de un Maverick Viñales que se ha subido al cajón por primera vez esta temporada.

Este es el primer triplete español de MotoGP desde el logrado en el circuito neerlandés de Assen en 2018, y supone además un golpe de moral para los tres, especialmente para un Viñales que había empezado de manera un tanto dubitativa la temporada.

Con Márquez sin dejar margen a sus rivales, fue Rins, el vencedor del GP de las Américas, quien puso toda la carne en el asador. Pronto los sorprendentes pilotos del Yamaha Petronas, Fabio Quartararo y Franco Morbidelli, cedieron ante el empuje de los españoles. El ‘poleman’ acabó abandonando entre lágrimas por una avería en su montura, dejando a Morbidelli sólo para resistir al empuje de los españoles. Acabó hundiéndose.

Viñales aguantó su primer podio de la temporada por muy poco, ya que en las últimas vueltas Dovizioso puso en aprietos al de Yamaha. El italiano esperó hasta el último momento para meterle la moto, si bien Viñales resistió.

www.20minutos.es

Impactos: 7