Todos los partidos valen lo mismo, pero éste que enfrenta al Patatas Hijolusa con el Barça tiene el valor añadido de que enfrente estará uno de los rivales de las leonesas en la carrera por estar en la fase de ascenso.

El equipo catalán espera a las de Moses (sábado 9 de marzo, 18:00 horas) tres victorias por detrás en la clasificación con sólo seis jornadas por delante. Una distancia que hace que sean las locales las que se jueguen más en el envite por estar en esa fase final por el ascenso que está ya a poco más de un mes vista.

La igualdad que hay entre las dos plantillas quedó patente en el partido de la primera vuelta en el pabellón de San Esteban, donde las de Moses tuvieron que emplearse a fondo para superar a un incómodo equipo de Isaac Fernández que fue capaz de meterse en el partido en varias ocasiones en las que parecían descolgarse. En su cancha serán aún más complicados y eso es una buena prueba para el Patatas Hijolusa que si quiere pelear por el ascenso sabe que tendrá que dar el 100% frente a conjuntos como el azulgrana.

El equipo leonés mostró el pasado fin de semana que tiene argumentos para superar a cualquiera, pero también que le falta la regularidad a lo largo del partido necesaria para cuando esté en juego el ascenso y encuentros como el de este fin de semana serán importantes para lograrlo.

Impactos: 35