El grupo popular en la institución provincial muestra su apoyo a los trabajadores dependientes del carbón y el desarrollo de las cuencas mineras

El equipo de Gobierno de la Diputación de León presenta una moción en defensa de los empleos dependientes del carbón y el desarrollo de las cuencas mineras, y pide al resto de los grupos políticos representados en la institución provincial que se sumen a esta iniciativa.

En el texto de la moción, el grupo popular entiende que una parte importante de la sociedad demanda un cambio en el modelo energético actual, dirigiéndose a un modelo bajo en emisiones de gases de efecto invernadero. “Sin embargo, este cambio de modelo debe ser articulado con unas medidas necesarias para una transición justa de la minería del carbón y las comarcas mineras. Y, es más, no debería producirse sin una previa reindustrialización y reubicación de los puestos de trabajo que se pierden”.

Además, el documento señala que, por otro lado, en el preacuerdo sobre la transición justa de la minería del carbón, firmado por los representantes sindicales y el Ministerio de Industria este pasado octubre, se indica que se promoverá el uso del carbón autóctono competitivo para favorecer el mantenimiento de la actividad y el empleo ligado a la minería. Así mismo como establecen las previsiones de organismos internacionales de reconocido prestigio como la Agencia Internacional de la Energía (IEA), los combustibles fósiles van a seguir ocupando un papel preponderante en el mix energético mundial a lo largo de las próximas décadas, a la vez que servirán de respaldo a las energías renovables. “El carbón nacional, además de servir de respaldo a las energías renovables, es el único combustible de origen autóctono capaz de reducir nuestra dependencia energética del exterior y de garantizar la seguridad de suministro en momentos críticos”.

“La minería del carbón continúa siendo la forma de vida de un gran número de familias en las Comarcas Mineras, familias que, en la situación actual, no pueden encontrar otro modo de vida alternativo. Los despidos realizados en las últimas semanas, junto con los que ya se anuncian en próximas fechas, evidencian una situación límite en las Cuencas Mineras de esta provincia que requiere una acción inmediata para la defensa de los empleos dependientes directamente del carbón, para los trabajadores de empresas subcontratas y auxiliares de la minería, así como los dependientes de las centrales térmicas y que se ven y se verán afectados por esta decisión radical que no ofrece, actualmente, alternativas reales al empleo ni a corto ni a medio plazo”, se explica en el texto, en el que se hace hincapié en que el 11 de septiembre de 2018 pudo haber sido un día clave en el futuro de la minería y las Centrales Térmicas, si hubiese salido adelante en el Congreso de los Diputados la proposición de la ley relativa al “procedimiento de autorización de cierre de instalaciones de generación eléctrica, modificando la ley 24/2013. “¿Cómo es posible que para abrir una instalación de este tipo se necesiten docenas de informes (jurídicos, técnicos, ambientales, etc.), y en cambio para su cierre quede en manos de una decisión exclusivamente empresarial?”, afirman los representantes de la institución provincial.

“La importancia que le dio el actual Gobierno al tema se describe por sí sola, ningún miembro del Gobierno asistió al debate, y por supuesto ausente, a pesar de la importancia y transcendencia de este tema, la Ministra de Transición Ecológica. Las Centrales térmicas no se deben cerrar por decreto, son las nuevas tecnologías y los avances científicos en energías limpias las que se encargan de hacer obsoletas las Centrales actuales. Las medidas que se están tomando nos llevan directos a estar en manos de fuentes de energía exterior al precio que decidan fijar; cuando, sin embargo, disponemos de un carbón autóctono que garantiza la seguridad del suministro eléctrico disminuyendo de manera notable el recibo de la luz que nos llega a los bolsillos de todos los ciudadanos”.

Por todo ello, en la moción, el equipo de Gobierno quiere:

1º- Mostrar desde la Diputación de León nuestro decidido apoyo a los trabajadores de empresas relacionadas con la minería del carbón que se ven afectados por estos despidos y a sus familias.

2º- Instamos a que el Gobierno de España se implique en la búsqueda inmediata de soluciones para asegurar el empleo de los trabajadores despedidos en las últimas semanas, junto con los que ya se anuncian en próximas fechas, de empleos dependientes directamente del carbón, de los trabajadores de empresas subcontratas y auxiliares de la minería, así como los dependientes del cierre de las centrales térmicas.

3º- Del mismo modo exigimos al Gobierno de España que no se ejecute ningún decreto de cese de actividad de las Centrales Térmicas hasta que se hayan puesto en marcha las medidas necesarias para una Transición Justa.

4º- Consideramos absolutamente injusto el despido y el cierre de empresas relacionadas con el sector minero sin haber ejecutado por parte de la administración central un plan social para el empleo y medidas urgentes de impulso económico y reindustrialización en las comarcas mineras afectadas. Por ello reclamamos una actuación clara, ya mismo, desde el Gobierno de España.

5º Pedimos al Ministerio de Industria, al de Transición Ecológica y a la Junta de Castilla y León que lleguen a los acuerdos que sean necesarios con las empresas que durante décadas se han beneficiado de los Megavatios producidos en sus centrales térmicas para generar un nuevo tejido industrial que produzca riqueza, asiente población y pueda crear y mantener los puestos de trabajo que se han destruido.

6º Dar traslado de estos acuerdos al Gobierno de España y la Junta de Castilla y León.

Impactos: 39