El Servicio de Montaña de la Guardia Civil ha elaborado un folleto con prevenciones de seguridad básicas durante la práctica del esquí y el snowboard.

Los servicios de orden público en las pistas de esquí de San Isidro y Leitariegos (León), son realizados por el Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) de la Guardia Civil de Sabero (León).

El Servicio de Montaña de la Guardia Civil, con la colaboración de la Secretaría Técnica del Ministerio del Interior, ha publicado un folleto con diferentes consejos de prevención, tanto para la práctica del esquí y el snowboard en estaciones, como para garantizar la seguridad ciudadana en estos complejos de ocio.

Respecto a nuestra provincia, los servicios de orden público en las pistas de esquí de San Isidro y Leitariegos (León), son llevados a cabo por el Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) de la Guardia Civil de Sabero (León), por patrullas de Seguridad Ciudadana de la Comandancia en lo concerniente a la vigilancia de los aparcamientos públicos, establecimientos de hostelería, etc…, y por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en la regulación del tráfico en los accesos a las citadas pistas de esquí.

Contenido de la publicación:

En el folleto se han incluido una serie de pautas que vienen recogidas en el catálogo de normas de la Federación Internacional de Esquí (FIS) y que a nivel nacional están recogidas por la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña (ATUDEM). Estas normas se completan con algunos consejos para evitar accidentes o lesiones.

Si no hemos practicado nunca el deporte del esquí o del snowboard, es aconsejable contratar el servicio de un profesional, que nos guiará correctamente a la hora de iniciarnos en este deporte para garantizar nuestra seguridad en las pistas. Este consejo es también importante si queremos avanzar en nuestro aprendizaje y afrontar descensos más difíciles que los del nivel al que hemos llegado.

Al llegar al aparcamiento se deben  seguir las normas de señalización que  haya puesto la estación.

Prevención de accidentes e incidentes:

– No empezaremos un día de esquí sin haber calentado y estirado nuestra musculatura, al igual que cuando vamos a realizar cualquier otro tipo de ejercicio.

– Iremos bien equipados con casco, gafas con la protección adecuada y guantes. La ropa de abrigo suficiente en la zona de taquillas puede resultar escasa en zonas altas de la estación y debemos de tener en cuenta que los cambios bruscos en la meteorología de montaña nos puede pillar muy apartados de donde tengamos prendas de abrigo para protegernos.

– La circulación en las pistas tiene también sus normas, que se basan en la lógica y el sentido común.

– Debemos controlar los movimientos de los esquiadores que nos preceden en el descenso y prever las maniobras de giro para evitar colisiones. Las señales de cruce nos avisan para moderar nuestra velocidad y estar atentos a la aparición de otros esquiadores.

– No debemos abandonar material en zona de tránsito de esquiadores y en el caso de que se nos suelte un esquí hay que intentar retirarlo de la pista observando las medidas de seguridad.

En caso de accidente:

– Si estamos esquiando y nos encontramos con un accidentado en una zona de tránsito de otros esquiadores, es conveniente señalizar el punto clavando sus esquís en aspa por encima de donde se encuentra.

– A continuación, si no podemos auxiliarle nosotros mismos, daremos aviso al personal de la estación de la forma más eficaz posible, incluso a través de la central de emergencias 112.

– Nuestro testimonio puede ser fundamental en el caso de ser testigos de un accidente en el que pueda haber una tercera persona implicada. Por ello debemos identificarnos ante los servicios de la estación o ante la pareja de la Guardia Civil que se encuentre de servicio en la zona.

– Afortunadamente cada vez es más común el uso del casco entre los esquiadores y snowboarders.

– En el caso de encontrarnos con un accidentado no debemos de retirarle esta protección, al igual que se hace en los accidentes de tráfico con motoristas.

Seguridad Ciudadana:

– Debemos de controlar nuestro material en todo momento. Los guardaesquís de las zonas de cafetería son los lugares preferidos por los amigos de lo ajeno para hacerse con un equipo más nuevo que el que ellos dejan a cambio.

– Por si fuera necesario poner una denuncia por hurto de un equipo, haber apuntado la marca, el modelo y el número de serie de los esquís puede facilitar a la Guardia Civil la localización del material.

Para recordar estos consejos de esquí se ha editado un pequeño folleto desplegable diseñado con el tamaño de una tarjeta de crédito. En la publicación se han incluido algunos consejos de prevención que ayuden a hacer estos centros de recreo y práctica deportiva más seguros.

Con objeto de colaborar en la conservación del medio ambiente y siguiendo la política de ahorro de la administración, tan sólo se han impreso 25.000 unidades, publicándose el folleto en la web de publicaciones oficiales del Ministerio del Interior, desde donde se puede descargar en el teléfono móvil.

Servicio de Montaña de la Guardia Civil:

La Guardia Civil de Montaña lleva realizando servicio de Orden Público en las estaciones de esquí desde el año 1968, en que se establecieron los Grupos de Esquiadores-Escaladores de Jaca, Boltaña y Granada, siendo la primera policía de pistas.

En aquellas fechas y casi hasta la década de los 90, se realizaba también el servicio de socorro en pistas, que actualmente desempeña el personal de cada estación.

NOTA: Si se desean conocer datos de accidentalidad en pistas de esquí, esta debe ser recabada de las propias estaciones, las cuales realizan el rescate y la atención en sus instalaciones sanitarias.

Recuerde que la Guardia Civil de León, está a disposición de los ciudadanos en el teléfono de emergencias 062, las 24 horas del día, durante los 365 días del año.

Impactos: 15