Antonio Silván y su equipo de Gobierno muestran de nuevo su incapacidad para sacar los presupuestos adelante tras la supuesta ruptura con Ciudadanos, sus socios de gobierno, en lo que consideramos un teatrillo ante las próximas elecciones municipales.

Un año más Silván deriva su irresponsabilidad gestora al resto de grupos municipales cuando la realidad es que no han sido capaces de sacar ni un presupuesto en tiempo y forma durante toda la legislatura, incluso con el apoyo de Ciudadanos, y que nunca han querido contar con el resto de grupos de la oposición real como el mismo Agustín Rajoy ha afirmado en alguna comisión de Hacienda en tono jocoso.

En la última comisión de Hacienda se intentó que se diera carta blanca a un “fondo” sin destino presupuestario definido que habría que comprobar su legalidad al no ser destinados como la propia Ley indica a Inversiones Financieramente Sostenibles. Bien sabe A. Rajoy que las condiciones que planteaba son de dudosa legalidad (recordemos la anulación del Ministerio de Hacienda a una operación similar) por lo que el rechazo a la misma era inevitable.

Parece que esta vez y para que no llegue la fiesta sin las luces puestas Antonio Silván ha querido adelantar su “ inocentada” con los presupuestos, si cree que la ciudadanía todavía cree sus mentiras es que poco pasea por la ciudad y habla con quienes la habitamos.

Impactos: 10