El Consejo de Gobierno ha declarado hoy de Especial Interés los planes estratégicos de I+D que llevarán a cabo cinco empresas con centros productivos en Castilla y León. Esta acreditación implica reconocer su positivo impacto sobre la economía autonómica y constituye un trámite preceptivo para que puedan optar a las ayudas habilitadas para este fin. En concreto, estas compañías podrán recibir cerca de 3,8 millones de euros conforme a los 13 proyectos que han presentado. Estas iniciativas tienen asociada una inversión privada de casi 13 millones, que es el importe reconocido a efectos de la concesión de las subvenciones. Se estima que su puesta en marcha favorecerá la creación de hasta 309 nuevos puestos de trabajo y el mantenimiento de otros 828.

La Consejería de Economía y Hacienda, a través del Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE), cuenta entre sus subvenciones con una línea de ayudas –cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) de la Unión Europea– para apoyar planes estratégicos de componente innovador de empresas asentadas en la Comunidad. La normativa reguladora de estas subvenciones determina que su concesión está condicionada a que estos planes de I+D sean previamente declarados de Especial Interés por el Ejecutivo autonómico, designación que se produce tras valorar su capacidad para generar actividad de alto valor añadido y empleo de calidad en Castilla y León.

De acuerdo con estos criterios, la Junta ha declarado de Especial Interés los planes estratégicos de Dau Componentes, Tableros Losán, Verescence la Granja, Inmapa Aeronáutica y Eurodivisas. Estas cinco compañías han presentado un total de 13 iniciativas de investigación y / o desarrollo experimental, que prevén la generación de 309 nuevos empleos y la consolidación de otros 828.

La suma de la inversión global asociada a la puesta en marcha de estos proyectos y reconocida al objeto de la concesión de subvenciones supera los 12,9 millones de euros. Se trata de iniciativas vinculadas, entre otros, a los sectores de la automoción, aeronáutico, forestal y tecnológico, que coinciden con las prioridades temáticas definidas en la Estrategia Regional de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente (RIS3) de Castilla y León 2014-2020.

Innovación en la producción de componentes para automoción

De la inversión productiva total asociada a estos proyectos, el ICE tiene previsto aportar 3.790.790 euros. En concreto, Dau Componentes, ubicada en Burgos, opta a una subvención de casi 994.925 euros para ejecutar dos proyectos de I+D relacionados con un nuevo proceso de productivo para la fabricación de componentes y piezas para automoción con mejores características mecánicas, más sostenibles y a un menor coste, mediante el uso de materiales de aleaciones de aluminio. La compañía prevé acometer una inversión superior a los 2,4 millones de euros.

El plan estratégico de investigación y desarrollo de Tableros Losán gira en torno a la materia prima forestal autóctona de la provincia de Zamora, para su posterior transformación industrial con la vista puesta en los mercados internacionales. La compañía ejecutará tres proyectos centrados cada uno en un área específica de la cadena de valor del chopo: investigación de la madera de este árbol, desarrollo de tipologías de tableros y un nuevo proceso productivo. El desembolso estimado ronda los 2,5 millones de euros y la ayuda que puede recibir asciende a 789.959 euros.

La fase de industrialización de este proyecto se llevará a cabo en la fábrica que la empresa está construyendo en el polígono de Villabrázaro (Zamora), de titularidad autonómica, con una inversión de más de 30 millones de euros y la creación de entre 150 y 170 empleos directos.

Digitalización para la fabricación de vidrio

Verescence La Granja, dedicada a la producción de frascos para perfumería y aisladores de vidrios, desarrollará tres proyectos en su centro de trabajo ubicado en La Granja de San Ildefonso (Segovia). El plan estratégico que prevé apoyar la Junta con una subvención de más de 770.880 euros incluye, por un lado, dos proyectos basados en nuevas tecnologías sostenibles para la optimización energética en la manipulación y fabricación de vidrio especializado y, por otro, una iniciativa para la digitalización de los procesos productivos en su planta a través de la industria 4.0. La inversión estimada supera los tres millones de euros.

El plan estratégico de la palentina Inmapa Aeronáutica aborda el procesado de piezas metálicas para la industria aeronáutica. La subvención que puede recibir del ICE asciende a 667.790 euros, conforme a un presupuesto aprobado cercano a los 2,7 millones de euros.

Para finalizar, otra de las iniciativas declaradas de Especial Interés por la Junta es la presentada por Eurodivisas, empresa matriz del Grupo Global Exchange, la segunda compañía del mundo en volumen de negocio dedicada al cambio de moneda. Planea invertir casi 2,3 millones de euros en cuatro proyectos centrados en la investigación y el diseño de soluciones tecnológicas innovadoras relacionadas con la industria 4.0. La ayuda que tiene previsto otorgarle el ICE asciende a 567.236 euros.

Impactos: 29