– ¿Ghada, quieres venir conmigo mañana a la biblioteca? Se celebrará una lectura solidaria “Escritores por Ciudad Juárez”. Le comenta Hala a su hija

-¡Sí! Hasta me gustaría leer, tengo un poema que hice para el colegio, si tengo oportunidad. ¿Por qué no se lo decimos a papa y a Samir? Ellos también pueden venir. Podemos llevar también a Clotilde (la vecina de enfrente)

Hala, pertenece al club de lectura de la biblioteca y no se pierde ni una de las actividades que prepara la bibliotecaria. Según contaron en la última reunión, esta actividad de la lectura solidaria de “Escritores por Ciudad Juárez”, llevan celebrándola desde el 2011. A Hala se le aprisionó la respiración. Se acordó de su hermana, de sus padres, de todos los seres queridos que sufrieron y quedaron bajo el fango de la guerra. Recordó el sufrimiento aún mayor de las mujeres, siempre las más atacadas, como las de Ciudad Juárez y las de tantas ciudades del mundo. Ella, después de todo había tenido mucha suerte, estaba en otro país, si, pero había rehecho su vida.

Mientras estoy escribiendo estas letras, aquí en España, otra víctima del horror, acaba de aparecer sin vida a manos de algún asesino. ¿Cuántas Lauras, Marías…, quedan en el territorio de la masacre, debido al mal que puebla en el alma de tanto macho que se cree por encima de los demás? La sociedad también debe asumir su parte de responsabilidad. Aún queda mucho machismo en la niebla del cerebro común.

Mordida existencial: Esta mordida de cariño va para Meri Ellen Matilla Gil. Todos los asistentes, el jueves pasado, al acto de lectura solidaria “Escritores por Ciudad Juárez”, en la biblioteca “Río Órbigo” de Veguellina de Órbigo, quedamos enamorados de ella, Meri Ellen, estaba de espectadora, pero en un momento dado, después de que uno de los autores terminara su lectura, espontáneamente, nos dedicó un poema creado en el momento, que nos emocionó a todos, un poema hecho con toda la energía de su gran corazón. La ternura y el cariño, llenó la sala, nos infundió calma y sonrisas. ¡Gracias bella mujer!

También agradecer a Helena García Fraile, bibliotecaria, su gran labor y las ganas que pone en todo. Para esta ocasión convocó a los escritores: Fran Allegre, Nuria Antón, Manuela Bodas, Laude Charro, Azarías D`Leire, Cristina Flantains, Olvido Fuertes, José Luís López, Ángel Santiago Martínez, Paz Martínez, Delfín Nava, Andrés P. Broncero, Jesús Quintano, José Joaquín Ramírez, Néstor Rojas, Mercedes G. Rojo, Lucía Rubio, Manuela Vidal y Pilar de Juan.

También agradecer al público asistente su implicación.

Quiero acabar diciendo, que actos de estos son mucho más necesarios de lo que parece, ya que la extraordinaria energía que se crea, sin duda, llega mucho más lejos de lo que pensamos. ¡Salud y alegría amigos!

Foto: Camino Manuela Bodas Puente – Veguellina de Órbigo.

Impactos: 29