Actúa recomienda al Gobierno y la Junta que sean humildes y asuman que existe un problema en León si ahora llega una inversión tan notable a nivel industrial y hasta hace dos días nos estábamos desangrando.

Aún así recordar que la llegada de una gran acerera no acaba con el problema de desempleo, desindustrialización, empobrecimiento y abandono de la provincia. Únicamente llega una gran inversión, empañada de escepticismo visto el comportamiento de la empresa en Burgos o Santander, en sustitución de una nueva traición empresarial. Ahora debe dotarse a León de un plan de futuro o el esfuerzo solo será una buena noticia aislada.

Hace unos días, el día 15 de noviembre, los sindicatos CCOO y UGT de León lograron sacar junto a más de 50 organizaciones, entre 16.000 y 30.000 leonesas y leoneses. El día 16 de diciembre continuarán las movilizaciones por “futuro de la provincia” en Ponferrada.

La llegada de inversiones sustitutivas de pérdidas sangrantes como el caso de Vestas demuestra que cuando las administraciones se ponen a trabajar en serio hay resultados. En este punto exigir ser vigilantes y exigentes en el cumplimiento del plan empresarial vistos los antecedentes de la empresa “agraciada” en provincias cercanas a León.

Esye sano escepticismo obliga más si cabe a que esta actuación puntual no debe quedar en anécdota, al revés, va siendo hora de dotar a la provincia de un Plan de reindustrialización, un plan de desarrollo, donde la Junta y el Gobierno pongan de su parte, al menos, un esfuerzo similar al que han desplegado con la crisis de Vestas. El área metropolitana de León y Torneros debe sumar inercias en El Bierzo, las cuencas mineras, la montaña oriental y el sur de la provincia

¿Están dispuestas las administraciones, Ayuntamientos como el de León,  la Diputación, la Junta y el Gobierno Cenral, a sentarse en una mesa con las juntas vecinales, que gestionan más de la mitad de la provincia, a los sindicatos y organizaciones que quieren sacar la provincia del agujero en que se encuentra, y juntos dotar de políticas reales contra la despoblación a las comarcas leonesas?

Pues esta es la cuestión, un éxito no puede hacernos perder de vista el bosque y León no se merece que esta sea una actuación puntual. Las administraciones deben ponerse a trabajar de la misma forma y de un modo constante en cada comarca leonesa, especialmente en las mineras. De no ser así estaremos ante otra inversión parcial, que podemos lamentar dentro de 15 años dentro de un desierto provincial. Los oasis son eso, oasis, y suelen ser los culpables de generar espejismos, en este caso la exigencia es reverdecer ese desierto, no dotarle de un pozo de agua mientras el resto se sigue muriendo de sed.

Impactos: 38