Conocida la noticia de la adquisición por parte de una nueva empresa de la factoría de Vestas en Villadangos, desde Unión del Pueblo Leonés, no podemos más que congratularnos por la buena noticia que ello supone para el mantenimiento de los puestos de trabajo directos e indirectos que la nueva empresa promete, como nueva actividad en las antiguas instalaciones de Vestas, y lo que ello supone para muchas familias leonesas que veían peligrar su futuro, muchas de ellas con ambos cónyuges trabajando en la planta.

Sin perjuicio de congratularnos de lo que, en principio, constituye una buena noticia no podemos dejar de llamar la atención sobre las necesidades puestas sobre la mesa de la nueva empresa, que precisa de un ramal que conecte las instalaciones con la red ferroviaria de León, competencia del Estado y los accesos viarios que también son competencia del Estado y de la Junta de c. y León que, esperemos, que las tediosas tramitaciones administrativas no lleven a un incumplimiento de la parte pública a medio plazo que cercene las posibilidades reales de crecimiento y consolidación de la nueva actividad industrial. Es evidente que estas necesidades no solamente atañen a esta empresa, sino que también pueden ser de utilidad para otras empresas del polígono o incluso para otras empresas que tengan la expectativa de instalarse en el mismo, y que estas peticiones no han hecho más que poner de relieve la falta de infraestructuras necesarias preexistentes para el desarrollo de la actividad industrial.

Por todo ello desde UPL exigimos tanto a la Junta de c. y León como al gobierno de la Nación que se adopten las medidas extraordinarias oportunas para que la viabilidad económica de la nueva empresa sea una realidad y, como antes decíamos, la necesaria consolidación de un proyecto industrial tan necesario para la delicada situación de la industria leonesa.

Impactos: 38