El objetivo del proyecto es reconocer la evolución del poblamiento rural en el valle del Cea a lo largo del tiempo y ha sido desarrollado por un equipo de expertos de las universidades de León, Oviedo y Granada.

Los primeros resultados, con once nuevos yacimientos localizados y varios miles de piezas cerámicas recuperadas, muestran el enorme interés arqueológico del territorio de Gordoncillo.

El pasado martes finalizó el trabajo de campo de un ambicioso proyecto arqueológico que pretende reconstruir la evolución de los paisajes rurales del valle del río Cea. Para ello se ha desarrollado una intensa y fructífera actuación arqueológica en el municipio de Gordoncillo a lo largo del presente año. El equipo dirigido por el investigador Fernando Barrientos Martínez ha utilizado las últimas técnicas y métodos para el reconocimiento del territorio, combinando el uso de las nuevas tecnologías informáticas con la prospección convencional a pie de campo. Gracias a todo ello se han podido identificar y estudiar hasta once nuevos yacimientos arqueológicos que prueban el enorme interés patrimonial del municipio terracampino.

El objetivo del proyecto ahora se centrará en concretar el período al que pertenece cada uno de los sitios localizados y analizar cómo fue cambiando el paisaje campesino desde sus orígenes en la Prehistoria hasta nuestros días, con atención especial a la Alta Edad Media. Para ello será necesario analizar cada uno de los alrededor de 4.000 fragmentos cerámicos y otros materiales recogidos durante la campaña, algunos de ellos de gran potencial para caracterizar cada uno de los yacimientos. Los estudios preliminares ya permiten trazar unas líneas generales que arrojan luz sobre los momentos previos a la fundación del actual Gordoncillo, constatando la existencia de diversos asentamientos campesinos durante la Edad Media de cuya constancia no se tenía conocimiento hasta el momento.

Los primeros resultados llenan de optimismo al equipo técnico formado por expertos de las universidades de León, Oviedo y Granada: la gran cantidad de yacimientos localizados (casi uno por cada dos kilómetros cuadrados) han mostrado el enorme potencial del territorio de Gordoncillo, que destaca como un lugar clave para la investigación de la Alta Edad Media, un período de nuestra historia del que aún poseemos poca información. Por todo ello, los investigadores se muestran esperanzados en poder desarrollar nuevas campañas a corto plazo que ahonden más en el conocimiento de nuestra historia.

La intervención ha sido promovida desde el ayuntamiento de Gordoncillo y ha contado con una ayuda económica de la Diputación Provincial de León a través del Instituto Leonés de Cultura.

Impactos: 29