El procurador palentino de Podemos CyL, Ricardo López, ha registrado una iniciativa en las Cortes para exigir al Partido Popular que no se resigne ante la evidencia de que Castilla y León es una Comunidad importadora de neumáticos fuera de uso (NFU) para su incineración.

Según los datos de la propia Consejería de Fomento y Medio Ambiente, en el año 2016 se incineraron 8.000 toneladas de NFU más del total de las recogidas en los talleres de Castilla y León. De tal forma que, de acuerdo a los informes de los Sistemas de Gestión, de cada 2 NFU valorizados energéticamente en el conjunto del país 1 acabó incinerándose en las cementeras de La Robla (León) y de Venta de Baños (Palencia).

En concreto, en la cementera palentina se incineraron ese año 1.000 toneladas de NFU.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Suarez-Quiñones, ante la pregunta del procurador palentino de Podemos CyL, reconoce que “somos importadores de NFU, y asegura que no se puede controlar ya que nos encontramos ante un sistema de libre empresa”.

Sin embargo, Podemos CyL considera que nuestra legislación dispone de herramientas disuasorias. La primera de ella son los propios objetivos legales del Plan Integral de Residuos, cuyo objetivo máximo para la valorización energética de neumáticos es de un 20%. “Si incineramos más neumáticos de los que recogemos en los talleres de nuestra Comunidad se está incumpliendo la planificación en materia de residuos, dejando de lado la valorización material que fomenta una importante actividad económica en la provincia de Palencia a través de empresas que generan empleo en plantas dedicadas al reciclado del caucho, como en Dueñas o en Guardo.” “Disponemos de herramientas que permiten defender los intereses de la ciudadanía cuando tiene que ver con la protección de la salud y del medio ambiente, por ejemplo, gravando la incineración de neumáticos”. “En Castilla y León ya existe un impuesto propio para la eliminación de los residuos en los vertederos, por lo tanto, se puede ampliar a la incineración de neumáticos como medida disuasoria y de esta forma que las empresas se decanten por el gas natural que es más caro para las cementeras, pero que abarata el coste sanitario”.

Además, López Prieto pide a través de la Proposición No de Ley que en los informes anuales que realiza la Consejería de Fomento y Medio Ambiente se haga una valoración de la calidad del aire en el entorno de la Cementera de Venta de Baños de acuerdo a los valores recomendados por la Organización Mundial de la Salud, ya que actualmente la Junta de Castilla y León lo hace sobre una normativa cuyos valores son muy superiores a los de esta organización tan prestigiosa”. También se solicita que, de acuerdo a los resultados de estos informes, se realicen estudios epidemiológicos para determinar la incidencia en la zona de la incineración de este tipo de residuos sobre la salud.

Impactos: 19