El nuevo centro que ASPAYM ha inaugurado en Ávila, junto a los servicios y unidades de fisioterapia, daño cerebral, logopedia, neuropsicología, psicología, atención para una vida autónoma o asesoramiento sobre accesibilidad será un ejemplo del desarrollo de itinerarios personalizados de empleo para las personas con discapacidad. El trabajo conjunto por el empleo para las personas con discapacidad de la Junta y las entidades del tercer sector consiguió el pasado año más de 2.000 contratos para personas con discapacidad, de los cuales cerca del 10 % llegó a través de ASPAYM.

ASPAYM Castilla y León ha inaugurado oficialmente esta mañana sus nuevas instalaciones en Ávila, en un acto que ha contado con la presencia de la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, con el alcalde de Ávila, José Luis Rivas, y con Ángel de Propios, presidente de ASPAYM Castilla y León y vicepresidente de Federación Nacional ASPAYM.

ASPAYM en Ávila cuenta en la actualidad con más de 200 socios y venía atendiendo a más de 100 personas al mes en sus antiguas instalaciones. Debido a la creciente demanda en los últimos años, la entidad ha ampliado y mejorado sus servicios y las nuevas instalaciones están pensadas para dar cobertura a más de 300 usuarios mensuales.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades ha dedicado sus primeras palabras a recordar al recientemente fallecido director general de ASPAYM, Julio Herrero, entusiasta e incansable trabajador por los derechos de las personas con discapacidad en Castilla y León y una de las personas que, junto con toda la familia ASPAYM en Ávila, apostó porque este nuevo centro fuera una realidad.

Alicia García ha asegurado que ASPAYM es un ejemplo de profesionalidad y de buen hacer en el mundo de la discapacidad física y de la atención a las personas con dependencia, compromiso y trabajo compartido por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades y apoyado a través de 2,3 millones de euros el pasado año para la realización de itinerarios personalizados de empleo, concierto de plazas y desarrollo de distintos programas.

Compromiso con el empleo para las personas con discapacidad

En este sentido, la consejera ha querido destacar el trabajo conjunto de la Junta y de ASPAYM por el empleo para las personas con discapacidad, algo que se va a seguir potenciando en el nuevo centro que hoy se ha inaugurado en Ávila ya que, además de distintos servicios y actividades de atención y tratamiento a las personas con discapacidad, el centro cuenta también con programas de inserción y empleo cofinanciados por la Consejería para el desarrollo del programa de itinerarios personalizados de empleo.

En 2017, participaron en Castilla y León más de 4.000 personas con discapacidad en los itinerarios personalizados de empleo y eso posibilitó más de 2.000 contratos, un 26 % más que en 2016. Y en todo esto ASPAYM tuvo una implicación fundamental ya que un total de 811 personas con discapacidad física participó el pasado año de la mano de ASPAYM en estos itinerarios, lo que posibilitó la celebración de un total de 187 contratos, cerca del 10 % del total de las contrataciones a través de itinerarios de empleo.

Junto a esto, otro de los programas que se imparten en este centro de Ávila, y que está subvencionado con 250.000 euros por la Consejería, es el ‘PIRI’, de atención domiciliaria en lo relativo a logopedia, psicología o terapia ocupacional.

Nuevo centro de ASPAYM de Castilla y León en Ávila

El nuevo centro de ASPAYM Castilla y León en Ávila, que cuenta con nueve trabajadores, está equipado con materiales novedosos con el fin de tratar todo tipo de patologías o lesiones, como las deportivas, músculo-esqueléticas, enfermedades crónicas, patologías infantiles o tratamientos de prevención. El centro ofrece una rehabilitación integral con fisioterapia, logopedia y terapia ocupacional, a lo que se unen los programas específicos de apoyo al empleo para las personas con discapacidad.

Cuenta con un centro de fisioterapia para la rehabilitación de personas con diferentes discapacidades físicas y tratamientos de trauma, abierto a todo el público en general con y sin discapacidad. Actualmente, atiende a más de 250 usuarios al año; en su mayor parte trata a personas con discapacidad física, pero también con otros tratamientos de trauma como fracturas, osteoporosis o lesiones de columna. Como novedad, se pone en marcha la Unidad de Prevención de la Discapacidad y la Dependencia (UPREDD) cuyo fin es mejorar la calidad de vida de los usuarios, así como frenar o retrasar la evolución de patologías crónicas. Cualquier persona con dolencia física provocada por lesiones, patologías congénitas, enfermedades de larga duración, puede acceder a los tratamientos de la unidad.

La Unidad de Daño cerebral (ICTIA) tiene como objetivo cubrir todas las necesidades de aquellas personas con un daño cerebral. Para ello, ofrece una atención individualizada centrada tanto en la persona como en su entorno más próximo y se establecen unos objetivos comunes entre la persona, la familia y el equipo de profesionales acordes con las capacidades conservadas tras la lesión. Se ofrece un servicio integral con programas de rehabilitación especializados en fisioterapia, logopedia y terapia ocupacional.

En la sede de Ávila se llevan a cabo numerosos programas de inserción laboral y empleo, que la entidad ya gestiona en otras localidades. Están cofinanciados por el Fondo Social Europeo e Iniciativa de empleo juvenil, y concedidos por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades. Se trata del Programa de Itinerarios Personalizados de Inserción Socio Laboral para Personas con Discapacidad e Itinerarios y el programa operativo de empleo juvenil para personas con discapacidad menores de 30 años, todos ellos con el objetivo de mejorar la empleabilidad de los usuarios mediante un conjunto de apoyos que potencien las capacidades de las personas con discapacidad.

El programa PIRI, subvencionado con 250.000 euros, por la Junta de Castilla y León, se lleva a cabo en toda la Comunidad de forma gratuita y domiciliaria. Los equipos son multidisciplinares y las actuaciones de cada grupo profesional son psicología, terapia ocupacional, neuropsicología y logopedia. En 2017, este servicio atendió a siete usuarios en la provincia de Ávila.

El programa de atención personal y vida autónoma consiste en la prestación de un servicio integral a personas gravemente discapacitadas con un elevado nivel de dependencia, mediante el cual se pretende mejorar su calidad de vida y fomentar la autonomía personal del usuario en la realización de las tareas, tanto de su hogar como las de atención personalizada.

El programa de asesoramiento sobre accesibilidad surge para responder a las necesidades de adaptación de espacios, productos y servicios, así como la eliminación de barreras arquitectónicas. En muchas ocasiones, la adecuación de estos entornos lleva a recomendar la adquisición de productos de apoyo y ayudas técnicas existentes en el mercado asesorando individualmente a cada usuario.

El programa de juventud y voluntariado de ASPAYM Ávila trabaja con jóvenes, con y sin discapacidad, como apuesta de futuro para la transformación social, fomentando una ciudadanía activa que luche por una sociedad más inclusiva. Junto a esto, participan en diferentes foros de voluntariado, tanto a nivel local como regional, siendo miembro coordinador del Programa de Voluntariado Joven de Castilla y León, referente en materia de voluntariado en Castilla y León.

Impactos: 29