León ha rendido homenaje a las víctimas de accidentes de tráfico en un acto organizado por la Fundación Ávata de Ayuda del Accidentado en la glorieta de la calle Fernández Ladreda con José Aguado, un acto en el que la concejala de Familia y Servicios Sociales ha leído un manifiesto. Hoy se celebra el Día Mundial en Recuerdo de la Víctimas de Accidentes de Tráfico, una jornada en la que han participado el Ayuntamiento de León, clubes de moteros, Policía Local, Policía Nacional, Guardia Civil y el subdelegado del Gobierno entre otros.

Los actos conmemorativos del Día Mundial en Recuerdo de la Víctimas de Accidentes de Tráfico, organizado por la Fundación Avata, comenzó a las diez de la mañana en el Pabellón Margarita Ramos con una exposición de vehículos de Policía y Cuerpos de Seguridad y un concierto de los coros y de la Banda de Música de la Academia Básica del Aire.

El acto central se ha desarrollado la rotonda del cruce de la Avenida José Aguado con la calle Fernández Ladreda. El acto consistió en la lectura de un manifiesto y en una ofrenda floral en la citada rotonda, rodeadas de motos, para recordar a las víctimas de accidentes, en especial a las de vehículos de dos ruedas. Éste es el lugar que todos los años acoge los actos de homenaje a las víctimas de accidentes con el ánimo de que esta glorieta lleve su nombre.

Aurora Baza ha señalado que el Ayuntamiento ha recogido esta petición de dedicar la rotonda de José Aguado / Fernández Ladreda a  las víctimas de accidentes de tráfico. Asimismo, ha destacado la necesidad  sensibilizar y concienciar a la población, en especial a los jóvenes, de una conducción responsable para evitar accidentes de tráfico.

La concejala de Familia y Servicios Sociales ha sido la encargada de leer el manifiesto en el que ha destacado que en España, en los últimos años, se ha hecho un enorme esfuerzo para disminuir la accidentabilidad en carretera con resultados positivos, pero están aumentando los accidentes asociados al uso del teléfono móvil durante la conducción.

Baza ha apelado a la concienciación y responsabilidad social para evitar estos accidentes. “Atender una llamada o leer un mensaje de texto puede poner en serio peligro nuestra integridad y la de los demás usuarios de la vía con consecuencias traumáticas y duraderas en el tiempo”, ha señalado en la lectura el manifiesto, que añade “nosotros, la sociedad civil, debemos hacernos partícipes activos de nuestra propia seguridad”. “Les invito en el día de hoy a cada uno de ustedes a implicase en su propia seguridad, sean conscientes de que cuando se ponen al volante cada uno de sus gestos y actitudes son la primera lección de seguridad vial que recibirán sus hijos, ténganlo en cuenta cuando suene su teléfono mientras conducen o a la hora de ponerse el cinturón de seguridad, y piensen que su ejemplo hoy formará al conductor de mañana”, ha concluido.

Impactos: 17