La XI Bienal AR&PA ha acogido hoy la constitución de la primera Red Europea de Ferias de Patrimonio Cultural, HERIFAIR, integrada por la propia Bienal y las ferias de Salzburgo, Florencia y Portugal. Enmarcada en la celebración del Año Europeo del Patrimonio Cultural, esta red pretende desarrollar un proyecto a escala europea para promocionar el patrimonio cultural bajo una gran marca de ferias de Europa.

La consejera de Cultura y Turismo, María Josefa García Cirac, ha firmado hoy un acuerdo internacional con el director general del Salón Internacional del Arte y la Restauración de Florencia, Emanuele Amodei; la fundadora de la Feria portuguesa Spira, Catarina Valença; y los representantes de la Feria MONUMENTO, de Salzburgo, Michael Schweigebauer y Ronald Gobiet, para la promoción de la cultura y del patrimonio, así como para el impulso de la Red Europea de Ferias del Patrimonio Cultural, HERIFAIR, en el marco de la XI Bienal AR&PA. La consejera ha asegurado que se trata del “acontecimiento más importante de AR&PA”, coincidiendo con la celebración del Año Europeo del Patrimonio Cultural.

El objetivo es trabajar de forma conjunta entre las cuatro ferias para poner en marcha una estrategia compartida, con proyección hacia Europa, buscando estrategias para alcanzar mayores cotas de cohesión social. “Desde el máximo respeto al contexto de multiculturalidad que caracteriza a la Europa contemporánea, pretendemos profundizar en la consideración de nuestras raíces históricas y culturales, en nuestros valores comunes, así como en las enormes posibilidades de cohesión y desarrollo y en las ventajas competitivas que ese sustrato común puede ofrecernos”, ha manifestado la consejera.

La Junta de Castilla y León decidió impulsar, en 2009, la llamada Carta de Bruselas sobre el papel del Patrimonio Cultural en la Economía de Europa, formada por entidades de relevancia de más de once países europeos ligadas al ámbito del patrimonio cultural. En ella se proponía, para su estudio, la creación de una red europea. Para dar continuidad al trabajo iniciado en Bruselas, en 2012 se constituyó la Plataforma europea ÉVOCH, como observatorio permanente del valor del patrimonio cultural en Europa.

Esta línea de valorización e internacionalización del patrimonio cultural, que ha sido uno de los objetivos de esta Legislatura, ha llevado a la Consejería a trabajar conjuntamente con quienes comparten la misma visión. Esta puesta en común de voluntades permitirá, al margen de la habitual colaboración en la promoción de la cultura y del patrimonio, llevar a cabo un proyecto a escala europea, capaz de elaborar propuestas susceptibles de ser financiadas en los distintos programas marco de la Unión Europea y crear un marco común para la constitución de una gran marca de ferias europeas, que se convierta en una cita periódica sobre patrimonio cultural, en favor del desarrollo de los territorios, de la cohesión social y del empleo de calidad.

Impactos: 106