La entrada de una masa de aire ártico anticipará el tiempo invernal este fin de semana en buena parte de España, ya que sustituirá a la masa cálida de estos días y provocará un generalizado, notable e incluso extraordinario descenso de las temperaturas, hasta el punto de que nevará a 700 metros y los termómetros se congelarán en amplias zonas del norte peninsular.

Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), desde esta tarde y durante varios días se producirá un cambio drástico del tiempo en la península y Baleares, que tendrán temperaturas “muy claramente por debajo de las habituales para estas fechas”.

El desplome térmico se iniciará este viernes, pero se notará especialmente el sábado (de 10 a 12 grados menos en la mayor parte de la mitad norte peninsular) y continuará el domingo en amplias zonas del tercio sur peninsular (también entre 10 y 12 grados de descenso).

No obstante, Meteorología precisó que, “aunque hará bastante frío para ser octubre, no podemos hablar de ola de frío”. “Para ello deberían darse temperaturas mínimas muy bajas del rango de los valores más fríos medidos en enero y febrero, y eso no va a ocurrir”, añadió.

Un frente frío muy activo recorrerá la península y Baleares de noroeste a sureste durante el viernes por la tarde y el sábado, y dejará a su paso lluvias y chubascos casi generalizados que serán poco probables en el extremo sureste y podrían ser localmente fuertes o persistentes en el área cantábrica, zonas montañosas del resto de la península y puntos del área mediterránea, sobre todo Cataluña y Baleares.

El frente también llegará a Canarias y contribuirá a mantener las precipitaciones en el archipiélago durante varios días, sobre todo en el norte de las islas, donde podrían ser localmente fuertes o persistentes.

PRIMERAS NEVADAS

Durante el fin de semana y el lunes, la cota de nieve bajará progresivamente hasta entre 700 y 900 metros en el norte peninsular, de 1.000 a 1.200 metros en el centro y por encima de 1.200 a 1.400 metros en el resto de la península, con lo que se producirán las primeras nevadas de importancia del otoño en el norte peninsular y, en menor medida, también en el Sistema Ibérico y el Sistema Central, según la Aemet.

A partir del sábado, pero sobre todo el domingo y el lunes, se producirán heladas en amplias zonas del interior de la mitad norte peninsular durante las madrugadas y poco después del amanecer, especialmente en la Meseta Norte y el entorno de los sistemas montañosos.

El viento tenderá a ser de componente norte, con intervalos de fuerte en zonas montañosas, el valle del Ebro, puntos del área mediterránea peninsular y Baleares, lo que contribuirá a aumentar la sensación de frío.

La Aemet añadió que varias borrascas atlánticas, con sucesivos frentes asociados, penetrarán por el noroeste peninsular a partir del próximo martes y durante buena parte del resto de la semana y darán lugar precipitaciones generalizadas en toda la península y Baleares, principalmente en la vertiente atlántica, donde podrán ser persistentes.

www.que.es

Impactos: 58