El portavoz de Fomento del grupo parlamentario Podemos CyL, Ricardo López Prieto, ha presentado una enmienda de adición a la iniciativa que propone el Partido Popular sobre transición energética que será debatida en el próximo pleno de las Cortes de Castilla y León.

La enmienda añade el siguiente punto:

El Gobierno de España, con el objeto de llevar a cabo una transición progresiva, establecerá  para aquellos propietarios de centrales térmicas de carbón que decidan cesar su actividad la obligación de establecer un periodo de al menos dos años desde la notificación del cese al cierre definitivo.

Para aquellos casos en los que la legislación no impida el cierre de una central térmica de carbón deberá regularse normativamente el establecimiento de un proceso de diálogo y negociación entre los organismos competentes de la planificación del sistema eléctrico, el Gobierno de la Comunidad Autónoma, los ayuntamientos de los municipios afectados, la empresa propietaria de la central y los sindicatos para elaborar un Plan Social y un Plan de Transición Justa para la reactivación económica de la zona en el plazo de seis meses.

Cada Plan deberá ser específico para el territorio afectado e incluirá un análisis de su viabilidad económica, la reubicación de trabajadores de la central en la misma empresa en condiciones laborales iguales o superiores y una alternativa de empleo local garantizando la creación de dos nuevos puestos de trabajo por cada uno perdido. El Ministerio para la Transición Ecológica, en coordinación con las Comunidades Autónomas y los municipios afectados impulsará una auditoría anual sobre el destino

de los fondos de estos Planes.

Impactos: 57