Desde Unión del Pueblo Leonés queremos denunciar el lamentable estado en que se encuentra el tramo paseable de la muralla que discurre por el parque del Cid y la calle Gómez de Salazar que, si bien es atribuible a evidentes actos vandálicos de auténticos desaprensivos, no por ello descarga la responsabilidad que el propio Ayuntamiento de León tiene en la obligación primigeniamente de vigilancia y control para evitar estos actos vandálicos y posteriormente en la obligación de la reparación de todos los desperfectos no sólo por cuestiones de seguridad, que debe de ser la primera premisa a contemplar, sino también por lo que ello supone de desprestigio de la ciudad de León, cara a los turistas que nos visitan. No sólo de capitalidad gastronómica se vive, sino también se hace necesario demostrar una ciudad limpia y con sus monumentos en el debido estado de conservación, por lo que desde UPL exigimos al equipo de gobierno del Partido Popular, que de modo inmediato se adopten las medidas oportunas contra este tipo de actos vandálicos, con más vigilancia, como la instalación de cámaras, y se acometan las obras para dejar en perfecto estado este tramo paseable que, esperemos, no tengamos que lamentar alguna desgracia como consecuencia de su estado.

Impactos: 51