En la tarde de ayer se debatía una PNL sobre el diseño de una Transición Energética en el que se fije la participación equilibrada del carbón.

La diputada de Unidos Podemos por la provincia de León, Ana Marcello, ha votado que SÍ al punto donde se plantea un papel equilibrado del carbón en el proceso de transición energética y considera que ésta ha de llevarse a cabo de forma progresiva, para que de tiempo a poner en marcha las alternativas necesarias para la reactivación económica de las comarcas.

Denunciamos que el grupo proponente, FORO Asturias, no haga diferencia alguna entre el carbón de importación y autóctono.

Hemos votado también que SÍ al punto donde se plantea dotar de más herramientas al Gobierno para decidir sobre el cierre de las térmicas, teniendo en cuenta factores de impacto en el empleo, suministro y precio.

A diferencia de la Proposición de ley planteada por el PP hace dos semanas, esta propuesta no incluye a las centrales nucleares y además introduce el factor del empleo, que consideramos el criterio fundamental, aunque consideramos que el planteamiento es vago aún tratándose de una PNL.

Hemos votado en contra del punto en el que se plantea subvencionar los filtros de las térmicas a las centrales eléctricas, porque consideramos que el oligopolio eléctrico, con más de 4.000 millones de euros de beneficios anuales, tiene que hacer las inversiones necesarias para reducir las emisiones de CO2 exigidas.

Falta en esta iniciativa la necesidad de ejecutar de forma inmediata los compromisos en materia de reactivación comprendidos en el ultimo plan de la minería, la reclamación de un nuevo plan de reactivación para el desarrollo de industrias alternativas no deslocalizables, la renegociación de la Decisión 787 para que el carbón autóctono pueda tener un papel en el proceso de transición y la auditoría de los fondos mineros.

Entendemos que estas medidas no serían asumidas por el Partido Popular, quienes, recordamos, firmaron el cierre de la minería y quienes no ejecutaron ni un euro de los fondos presupuestados en 6 años del Gobierno.

Lamento, que una vez más, al acercarse procesos electorales se use el sector de la minería, a los mineros y a las cuencas como arma política arrojadiza sin garantizar procesos de transición justa con los/as trabajadores/as y con las cuencas.

Impactos: 83