El consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, ha visitado en Burgos las empresas de inserción de la Fundación Lesmes que dan empleo a 55 trabajadores, de los que 35 son empleos para personas en riesgo de exclusión social y laboral. Castilla y León cuenta con 12 empresas de inserción (EI) que emplean a un total de 216 trabajadores, de los cuales 136 son trabajadores en inserción. Las empresas de inserción de la Comunidad obtuvieron, en 2017, una tasa de incorporación en empresas ordinarias del 60 % de trabajadores procedentes de empleos de inserción. Las empresas de inserción forman parte del sector de la Economía Social, que cuenta en la Comunidad con 4.000 empresas, que emplean a 30.000 trabajadores y facturan más de 4.000 millones de euros anuales.

El consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, ha visitado a los trabajadores de las empresas de inserción de la Fundación Lesmes, en Burgos, CEISLABUR, REUSAD y GRM, que dan empleo a 55 personas de las cuales 35 son de inserción.

Aumento del 53 % en inversión

La Consejería de Empleo impulsará, a lo largo de 2018, el desarrollo de las EI con una inversión de 655.000 euros, presupuesto que supone incrementar un 53 % la cuantía destinada en el ejercicio anterior para este tipo de empresas de la Economía Social, que tienen como objetivo la integración social y laboral de personas en situación o en riesgo de exclusión social y laboral.

Las líneas de apoyo para las empresas de inserción son las siguientes:

1.- Subvenciones para financiar el 50 % del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de los costes laborales de trabajadores en situación o riesgo de exclusión social en las empresas de inserción. Esta línea de subvenciones está dotada con un presupuesto de 440.000 euros para este ejercicio.

2.- Subvenciones para financiar los costes del personal o técnicos de acompañamiento en las empresas de inserción, que cuenta con un presupuesto de 215.000 euros para 2018 -con un máximo de 3.500 euros anuales por cada trabajador que recibe el acompañamiento-.

Empresas de inserción

Las empresas de inserción son un elemento indispensable dentro del sector de la Economía Social, ya que tienen como objetivo la dignificación de las personas con mayores problemas de integración socio laboral. Previenen por tanto las situaciones de exclusión social y tienen un importante papel en la rehabilitación e inserción de aquellos ciudadanos que han abandonado unos mínimos hábitos laborales y sociales.

Las empresas de inserción son calificadas e inscritas en el registro cuando al menos el 30 % de sus trabajadores son personas en riesgo de exclusión durante los dos primeros años y han de llegar a un mínimo del 50 % de trabajadores en riesgo de exclusión a partir del tercer año desde la calificación de la entidad como empresa de inserción. Castilla y León cuenta con 12 empresas de inserción que dan empleo a 216 trabajadores, de los cuales 136 están en serio riesgo o en situación de exclusión social y 80 son trabajadores no incluidos en procesos de inserción.

Sector de la Economía Social

Este sector económico y del empleo cuenta en la Comunidad con más de 4.000 entidades entre cooperativas, sociedades laborales, centros especiales de empleo y empresas de inserción, que generan más de 30.000 empleos directos y representan una facturación superior a los 4.000 millones de euros. Además, aproximadamente el 80 % de los contratos en las cooperativas y sociedades laborales tiene carácter indefinido.

Las empresas de Economía Social comparten valores, como la preponderancia del factor humano sobre el capital, la igualdad y aplicación de principios democráticos en la gestión interna y el empleo natural de principios de responsabilidad social.

El esfuerzo presupuestario de la Junta de Castilla y León en esta legislatura ha permitido alcanzar dos novedades que impulsan la actividad de las empresas de inserción:

1.- Contratación de personal de acompañamiento para trabajadores en situación o riesgo de exclusión en EI.

2.- La creación de un instrumento de apoyo financiero para los CEE y las EI para anticipar el primer 50 % del SMI de los trabajadores con discapacidad y situación o riesgo de exclusión social, que han solicitado subvenciones de costes salariales.

Fundación Lesmes

La Fundación Lesmes tiene como finalidad la integración sociolaboral de personas en situación o en riesgo de exclusión social. Se constituyó en Burgos en 1996 y se rige por un patronato compuesto por el Ayuntamiento de Burgos, la Diputación Provincial de Burgos, la Junta de Castilla y León y la Federación de Asociaciones Empresariales, junto con otros representantes de sus socios fundadores. Desarrolla su actividad en la provincia de Burgos.

La Fundación tiene tres empresas de inserción que dan empleo a un total de 55 trabajadores, de los que 35 son empleo de inserción para personas en riesgo de exclusión.

CEISLABUR desarrolla actividades relacionadas con la lavandería industrial centrada en servicios a la hostelería; obras y reformas, principalmente con clientes particulares, y en el sector de la limpieza en el mercado privado.

La segunda empresa que gestiona es REUSAD, que desarrolla dos actividades económicas: la explotación del restaurante-cafetería de un centro de día de personas mayores y una fábrica de producción de morcillas artesanales.

Por último, GRM presta servicios medioambientales principalmente en el sector público, gestionando los puntos limpios de la ciudad de Burgos, así como servicios de recogida selectiva de ropa, papel, plásticos y de limpieza y recuperación de zonas degradadas.

La Fundación desarrolla también otras actividades a través de un centro de integración social, un centro de formación y empleo, impulsa programas de integración social y erradicación el chabolismos, principalmente con personas de etnia gitana, un centro de urgencias sociales para personas con dificultades y en situación de desprotección social e impulsa también un programa de apoyo a familias con dificultades y especialmente en la protección de los menores.

La Fundación da empleo a un total de 165 personas y ofrece servicios de los que se benefician aproximadamente 2.800 personas con distintas dificultades.

Impactos: 141