El presidente de la Junta ha inaugurado esta mañana en el Conservatorio Superior de Música de Salamanca el Curso Escolar 2018-2019, entre cuyas novedades figuran dos actuaciones para conmemorar en las aulas los 40 años de la aprobación de la Constitución: los programas ‘40 años de Constitución’ y ‘Consvivencia’. Herrera ha vuelto a reivindicar la necesidad de un Pacto de Estado para la mejora de la educación que garantice que no haya desarrollo educativo a distintas velocidades en el conjunto del país.

Durante la inauguración del Curso Escolar 2018-2019, que ha tenido lugar esta mañana en el Conservatorio Superior de Música de Salamanca, el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha señalado que en este año 2018, en el que se cumple el 40 aniversario de la Constitución Española, y 18 de la asunción de las competencias educativas en Castilla y León, es un buen momento para subrayar cómo “la educación integral e inclusiva que aquí defendemos encaja con los principios superiores de libertad, igualdad y justicia y con los derechos y libertades que garantiza nuestra Constitución”. Precisamente la Norma fundamental estará muy presente este curso en las aulas a través de dos actuaciones novedosas, como son el programa ‘40 años de Constitución’, que además de celebrar en todos los centros su existencia, incluirá formación específica para el profesorado de Secundaria, con la colaboración de las cuatro universidades públicas; y el programa ‘Consvivencia’, con el que un centenar de centros van a conformar sus propios códigos éticos, a partir de los grandes enunciados de la Constitución del 78.

Herrera también ha valorado el modelo de convivencia escolar de Castilla y León, puesto en marcha en 2004, y ha anunciado que este curso estará a disposición de los centros el protocolo de actuación en materia de ciberacoso. Además, está previsto que se generalice un nuevo modelo de prácticas restaurativas de la convivencia y también se diseñará un programa específico para los centros que presenten problemas de reincidencia en el conflicto.

También en el campo de los valores, el presidente se ha referido a la decisión de introducir en el currículo de Secundaria la obligatoriedad de la Historia de la Filosofía en la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales de 2º de Bachillerato, que estará en vigor en el curso 2019-2020.

Calidad y equidad

Herrera ha insistido en la necesidad de un gran pacto de Estado para la mejora de la educación, cuyo objetivo debería ser que en el conjunto de España no existieran dos o tres velocidades de desarrollo educativo, algo que formará parte de la agenda del próximo encuentro que mantendrá con el presidente del Gobierno.

Utilizando el lema ‘Castilla y León educa bien para todos’, el presidente ha recodado que los dos objetivos irrenunciables en materia de educación son la calidad y la equidad. En cuanto a la calidad del sistema educativo de la Comunidad, refrendada en los sucesivos informes PISA, la Junta está impulsando actualmente un Plan Global de Mejora, que incluye medidas novedosas de acompañamiento a la titulación en 4º de la ESO, clases extraordinarias fuera del calendario lectivo, medidas específicas para alumnos más vulnerables y un nuevo plan de mejora de la competencia matemática y científica. Asimismo, se sigue potenciando la innovación educativa a través de, entre otras cuestiones, los Centros ‘BITS’, que distribuidos por todas las provincias constituyen una auténtica red de centros educativos innovadores.

Herrera ha subrayado la importancia capital del convenio firmado con el Ministerio de Educación y la Entidad red.es, cuyo desarrollo permitirá que en los próximos años los cerca de 1.400 centros públicos de enseñanzas obligatorias, incluidos los rurales, cuenten con banda ancha ultrarrápida.

En cuanto a la competencia en lenguas extranjeras, el presidente ha recordado que Castilla y León es la segunda comunidad con mayor porcentaje de estudiantes de enseñanza bilingüe, el 48 % del total, con 100.000 alumnos en Educación Primaria y Secundaria Obligatoria. La Junta está implantando un nuevo modelo de bilingüismo en consenso con la comunidad educativa, entre cuyas claves se incluye la mejora de las competencias del profesorado, el incremento del horario de lenguas extranjeras y la extensión de la enseñanza bilingüe a la Educación Infantil.

Apuesta por la FP

Esa calidad educativa se completa con la apuesta por la FP, cuyo número de alumnos ha subido un 3 % hasta alcanzar casi los 41.500. También por la FP Dual, en la que Castilla y León quiere ser referente, y en la que se ha pasado de 422 alumnos el curso pasado a 711 en el actual, todos los cuales cuentan con beca de una empresa por un importe superior al 50 % del Salario Mínimo Interprofesional. Actualmente, la FP Dual contabiliza más de 200 proyectos en 50 centros, con participación de casi 260 empresas de la Comunidad. En este punto, el presidente ha insistido en la necesidad de una más intensa y práctica conexión entre la FP de Grado Superior con los estudios universitarios, algo que se está consiguiendo, por ejemplo, a través de un sistema de reconocimiento de créditos, que el curso pasado benefició ya a más de 900 alumnos.

Esta calidad y equidad del sistema no habría sido posible sin el esfuerzo y dedicación de los 34.077 docentes, según ha resaltado Herrera, quien también ha destacado el esfuerzo que se está haciendo por tratar de revertir cuanto antes los sacrificios impuestos sobre sus condiciones laborales a consecuencia de la fuerte crisis económica. Así, se sigue apostando por mejorar su formación, reforzar las plantillas, con 80 docentes más en este curso sobre el anterior, y reducir las tasas de interinidad, tras un complejo proceso de selección referido a 1.200 plazas de 54 especialidades, que se han cubierto en un 78 %.

También en materia de equidad, los informes PISA certifican que el sistema educativo de la Comunidad se sitúa a la cabeza de España y está entre los mejores del mundo. Según ha destacado el presidente, en Castilla y León no cabe hablar de brecha educativa entre clases sociales y tampoco hay apenas diferencias de resultados entre la escuela rural y la urbana. Pero para la pervivencia y calidad de la escuela rural hay que seguir insistiendo a través de medidas que permitan el mantenimiento temporal de unidades educativas con solo 3 alumnos y con un nuevo módulo de financiación que ayude a las familias del medio rural en el sobrecoste que les suponen los gastos de las actividades complementarias.

Esa igualdad medio rural-medio urbano, que exige un mayor esfuerzo económico, puesto que educar en el medio rural es un 50 % más caro que hacerlo en el urbano, ha de ser valorada adecuadamente en el nuevo modelo de financiación autonómica. En este punto, Herrera ha destacado la necesidad de seguir impulsando las inversiones en los centros educativos, que esta legislatura se ha vuelto a potenciar con 56 millones de euros para obra nueva y equipamiento. Asimismo, el progresivo avance hacia la gratuidad de los libros de texto cuenta este año con una aportación de la Junta de 17 millones de euros, mientras que 73.000 alumnos, más de un tercio de todos los de enseñanzas obligatorias, tienen libros gratis a través del programa Releo Plus.

Una de las principales novedades en materia de equidad es la puesta en marcha este curso del Programa 2030, para prevenir y erradicar la segregación escolar, en el que se incluyen becas, ayudas al estudio y medidas de acompañamiento y mejora para alumnos en situación de vulnerabilidad socioeducativa por razón de su etnia, cultura o circunstancias personales o familiares.

Impactos: 113