En el fondo, puede que no muy hondo, lo que se plantea es la asunción del internacionalismo y/o globalidad {del liberalismo (económico) y/o socialismo (materialista)}, sin dejar resquiciós a otras opciones (¿piedra filosofal para las ya citadas?), caminando permanenteme asidos a las cargas de productividad, beneficio especulativo y concentración de plusvalias.

La deslocalización de los pozos de empleo no es un albur y si, como se confirma, un método transhumante añadido que, visto esta, supone fracturas sociales, quebrantos humanos y descabalamientos territoriales.
 
De (y sobre) estas “atrocidades laborales/empresariales”, que no han sido bien cosidas, manifestamos un explicito y rotundo: ¡No!, gracias.
 
Releer el texto constitucional puede ser, de forma renovada, una nueva y buena fuente de inspiración. ¿En que nos protege, a todos, la CE’1978?
 
Ya lo hemos dicho, puede que con reiteración (y en atención al sujeto activo constitucional que es la triprovincial Región Reino Leonés desde el momento y data del 6-12-1978), que la CE’1978 dice lo que sí dice, y lo hace desde su instante generador iniciatico y nada dice, ¡que no lo dice!, pues de las teatralizaciones, y/o cambios transmutacionales, del 1981.De los inventos de 1981 sí decimos: ¡No!, gracias.
 
Viendo la que esta cayendo sobre nuestra Región Reino Leonés, nos parece una total y absoluta frivolidad que esta cruel temática laboral que manejamos, que afecta muy gravemente a nuestros convecinos, este circulando en los “mass media” al ritmo ambiental de ocios más o menos palaciegos, divertimentos de la centralidad y posverdades del continuo enmarañamiento.
 
Francisco Iglesias Carreño 
Presidente PREPAL 

Impactos: 49