Running businessman

El Consejo de Gobierno ha autorizado hoy la concesión de una subvención directa de un millón de euros a la sociedad de garantía Iberaval para reforzar el programa ADE Financia en lo que resta de ejercicio. Se trata de uno de los productos más destacados de la Lanzadera Financiera de Castilla y León, que ofrece créditos bonificados a pymes, emprendedores y autónomos a través de 12 líneas de apoyo. Esta nueva ayuda se suma a los tres millones de euros aprobados a finales de diciembre de manera que, con los cuatro millones totales destinados a esta iniciativa en 2018, se estima que se formalizarán 85 millones de euros en préstamos competitivos, lo que inducirá una inversión de 95 millones y favorecerá el mantenimiento y / o creación de 10.500 empleos.

ADE Financia es la herramienta promovida por la Consejería de Economía y Hacienda, a través del Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE) y en colaboración con Iberaval, para prestar respaldo financiero al tejido productivo de Castilla y León. Se instrumenta mediante préstamos avalados para inversiones y capital circulante en condiciones ventajosas. En concreto, los importes de los créditos van desde los 6.000 hasta los 600.000 euros; los periodos de amortización abarcan entre 12 meses y 15 años, y la bonificación máxima del tipo de interés puede alcanzar el 2,75 %.

El programa dispone de 12 líneas orientadas a diversos colectivos –incluidos los que tienen especiales dificultades en el acceso a financiación– y a sectores estratégicos, y pensadas también para dar cobertura a iniciativas en el medio rural o en zonas geográficas que precisan un apoyo singular por sus características socioeconómicas.

Así, ADE Financia ofrece un producto específico para autónomos y microempresas, que cubre no sólo los costes financieros de los créditos –puesto que la bonificación del interés se sitúa en el 2,75 %–, sino también los derivados de la constitución de las garantías. Otra línea destacada es la diseñada para respaldar proyectos con componente innovador acometidos por autónomos y empresas, en la que se descuentan los gastos de los primeros 150.000 euros de financiación formalizada a un plazo de 36 meses, lo que incluye los generados por el tipo de interés y por las comisiones de apertura de la operación, de aval y de estudio.

Junto a lo anterior, este programa veterano nacido de la colaboración entre la Junta e Iberaval se completa con apoyos a procesos de reindustrialización y de recuperación de la actividad y el empleo perdidos como consecuencia de procesos concursales de empresas y / o de sectores en crisis, capítulo en el que tienen cabida los proyectos impulsados para revitalizar las comarcas mineras; créditos a empresas de los sectores agroalimentario, turístico, comercial, para el emprendimiento social y para iniciativas en el medio rural; microcréditos a emprendedores para la puesta en marcha de nuevos negocios; préstamos para la inversión y expansión de empresas, y para financiar capital circulante. Asimismo, existe un producto para facilitar el anticipo del cobro de subvenciones.

La elevada demanda que está teniendo ADE Financia entre el tejido productivo castellano y leonés ha animado al Gobierno autonómico a reforzar este programa para lo que resta de ejercicio. De ahí que, a los tres millones concedidos por la Consejería de Economía y Hacienda para su desarrollo en 2018, se sume ahora un millón más con el reto de acompañar a más empresarios y emprendedores en sus iniciativas inversoras.

650 operaciones este año con 10.500 empleos asociados

De esta forma, una vez finalizada su ejecución al término del año, se prevé que ADE Financia haya ofrecido apoyo financiero a 650 operaciones por un importe formalizado de 85 millones de euros, lo que movilizará una inversión inducida de 95 millones, con un empleo asociado de 10.500 puestos de trabajo.

Desde el año 2000, cuando ADE Financia comenzó su andadura, el programa de préstamos avalados impulsado por la Junta en colaboración con Iberaval ha generado una inversión cercana a los 1.500 millones de euros vinculada a un importe de préstamos formalizados de en torno a 1.000 millones de euros. El número de operaciones llevadas a cabo ha sido de 10.300, lo que ha permitido crear y mantener más de 110.000 empleos. Las aportaciones realizadas por la Consejería de Economía y Hacienda en este tiempo, incluida la autorizada hoy mismo, se elevan a 82,4 millones de euros.

Impactos: 17