La concejala de Medio Ambiente, Ana Franco, ha acudido a la celebración del ‘Día Mundial de la Tierra’ en el Centro Cívico León-Oeste, donde más de 400 escolares de seis centros educativos de la ciudad han visto el espectáculo de guiñol ‘Un día en la playa’. El objetivo, concienciar para eliminar la contaminación por plástico, ya que un estudio presentado en Davos señala que en 2050 la proporción de este en los océanos será mayor que la de peces.

El Salón de Actos del Centro Cívico León-Oeste ha acogido la celebración del Día Mundial de la Tierra, con la presencia de 409 alumnos de seis centros educativos de la ciudad. A la inauguración del acto asistió la concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de León, Ana Franco, y consistió en la representación de un guiñol en el que colabora el Teatro de Guiñol de Prevención del Ayuntamiento de León y las Ampas de Peregrinos y Eras de Renueva.

Una celebración que forma parte de la Campaña Educativa de Lucha contra el Cambio Climático patrocinada por la Junta de Castilla y León. El lema del Día Mundial de la Tierra de este año 2018 es ‘Terminar con la contaminación de los plásticos’.

Un estudio presentado este año en el Foro Económico Mundial de Davos ha arrojado datos escalofriantes sobre la salud de nuestros océanos. Si en 10 años se calcula que habrá una tonelada de plásticos por cada 3 toneladas de peces, para 2050 se espera que la proporción de plástico en el mar sea por primera vez mayor a la de peces.

La producción anual de plásticos ha superado los 300 millones de toneladas a nivel mundial y el reciclaje no constituye una solución viable para la eliminación de los residuos que se generan. Las investigaciones más recientes proponen una solución a este problema basada en la biodegradación, utilizando para ello cepas microbianas seleccionadas.

Aparte de su tardía degradación (según tamaño y tipo, de 50 a 1.000 años), el plástico es un producto que debido a su composición química puede degenerar en sustancias tóxicas y cuyo reciclaje produce una altísima emisión de contaminantes.

Los plásticos pueden permanecer en el medio ambiente marino durante décadas o incluso cientos de años cuando están en superficie; y probablemente mucho más tiempo en aguas profundas.

Más datos

La situación actual del medio ambiente se traduce, entre otros, en los siguientes datos:

  • Los residuos plásticos matan más de un millón de aves marinas y 100.000 mamíferos marinos.
  • El plástico tarda cientos de años en biodegradarse y tarda poco en romperse en trocitos pequeños.
  • Es un problema global, ya que todos los ecosistemas están afectados.
  • Muchos animales comen plástico, introduciendo este material y sus aditivos tóxicos en la cadena alimentaria.
  • Un caso especial es el conocido como ‘la isla de la basura’; una extensión con 1.400.000 kilómetros cuadrados. Este es el mayor vertedero marino formado por gran cantidad de plástico suspendido en el agua.

Impactos: 11