En la madrugada del 1 de abril se intervino en la quema de varios contenedores en la ciudad:

Uno de ellos en pleno centro, concretamente en  la calle Cervantes a las 4:50 horas, sin provocar grandes daños, ya que un vecino de un local cercano intervino utilizando varios extintores. 

El otro de ellos, en la calle Astorga, próximo a las estación de RENFE, a las 8:00 horas provocando cierta alarma y expectación entre los viajeros.

En esta ocasión la altura y volumen de las llamas pudo haber provocado incidentes de gravedad, en la fachada del edificio donde estaba situado. Afortunadamente debido a la cercanía del parque de bomberos se actuó rápidamente. 

Impactos: 83