Y que la convierta en un Centro Cívico a disposición de las vecinas y vecinos del Casco Histórico de León una vez termine la capitalidad gastronómica de la ciudad

En su momento el Grupo Unicaja intentó de vender este inmueble por un precio cercano a los 2´6 millones de Euros, disparando de nuevo las alarmas sobre el destino del patrimonio de la antigua Caja España. Es de sentido común aprovechar la inversión municipal durante el presente ejercicio para acordar que el inmueble permanezca en manos públicas municipales.

Las tres asociaciones de vecinos del casco histórico y el barrio de Santa Marina, llevan años exigiendo un espacio de este tipo y, de paso, una sede social que ahora mismo no tienen. Un lugar donde celebrar reuniones, asambleas vecinales, convocar actos culturales e informativos y de este modo generar un punto de encuentro vecinal abierto a toda la ciudadanía que permita su uso por colectivos sociales de todo tipo.

La Fundación ligada a la antigua Caja España y el Banco CEISS, presidida por una persona elegida por el Ayuntamiento de León en representación de la ciudad, puede llegar a un acuerdo de cesión definitiva de uso, que permita al Ayuntamiento poner este inmueble en manos de la sociedad organizada de León como el centro sociocultural, que ahora mismo no tiene el centro de la ciudad.

Va siendo de que el consistorio se preocupe de una vez por las necesidades reales de los vecinos y vecinas y construyan ciudad dedicando un edificio emblemático del centro para que los colectivos vecinales, sociales y organizaciones, tengan sede o no, lo conviertan en un referente de participación que ahora mismo no existe en la ciudad.

IZQUIERDA ABIERTA LEÓN

Impactos: 139