Pérez Herraiz destaca la “incoherencia del Gobierno, que condiciona las ayudas europeas a cambiar la forma de aplicar los purines cuando entre las condiciones que establece la UE no está la de la calidad del aire”

 

Asimismo, critica que la  norma pretende reducir las emisiones actuando sobre quienes menos emisiones producen y lamenta “la falta de compromiso del PP con el sector primario, que es el principal sostén del medio ambiente y de fijación de población”

El Congreso ha aprobado hoy en la Comisión de Agricultura una Proposición no de Ley del Grupo Socialista para suspender la entrada en vigor del Real Decreto 980/2017 y revocar las medidas que este contiene relativas a la aplicación de purines y estiércoles sólidos en las superficies agrícolas.

La portavoz socialista en el debate, Margarita Pérez Herraiz ha sostenido que “los socialistas estamos firmemente comprometidos con la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y por eso consideramos que el Gobierno debe adoptar con urgencia, y en coordinación con las administraciones públicas afectadas, medidas precisas y efectivas para reducir dichas emisiones en relación a aquellas actividades y sectores económicos más contaminantes”.

Sin embargo, ha criticado “las incoherencias del Gobierno, pues para reducir las emisiones de amoníaco actúa sobre quienes no son los principales responsables de dichas emisiones y, además, lo hace condicionando los pagos directos de la política agraria común cuando entre las posibles causas de condicionalidad de dichos pagos no se encuentra la contaminación del aire”.

“La primera irregularidad es que el Gobierno establece como condicionalidad la calidad del aire cuando no está prevista esta condicionalidad en la normativa europea” –ha explicado. “La segunda irregularidad es que, para disminuir las emisiones de amoníaco, el Gobierno actúa sobre los que ocupan el tercer lugar como responsables de dichas emisiones, sin actuar sobre los dos principales”.

Así, ha apuntado que en España el 19,7% de las emisiones de amoníaco procede de fertilizantes de síntesis, el 4,4% de vacuno lechero, el 9,3% de vacuno no lechero y el 17,5% de porcino”.“Las actividades relacionadas con agricultura y ganadería constituyen en torno al 95,23% del origen de emisiones de NH3 pero el 68,01% de ese porcentaje se debe a cultivos con fertilizantes (excepto estiércol animal) y el 31,03% a gestión de estiércol”.

Asimismo, ha señalado que “los objetivos que el Gobierno tiene con esta norma no se conseguirán porque, dada la incongruencia del Gobierno, las CCAA están declarando zona de excepción una  gran parte del territorio”.

Igualmente, ha reprochado que “el Gobierno del PP actuá una vez más contra el sector primario, dificultando la actividad de agricultores y ganaderos que son los principales cuidadores del medio ambiente y de la fijación de población en el rural”. También, que “la necesaria reconversión de los equipamientos puede superar los 20.000 euros, pues se requieren tractores más potentes, y ello supone mayor inversión pero también mayor consumo y mayor aporte de CO2 a la atmósfera”

Impactos: 177