La Federación Leonesa de Empresarios (Fele) valora de forma positiva el descenso del número de parados en la provincia, según los datos la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre de 2017. León finalizó el 2017 con 29.700 parados,  8.900 menos que respecto al mismo periodo del año anterior y la tasa de paro ha descendido hasta el 14,93%, cuatro puntos menos que a finales del 2016 y por debajo de la media nacional.

Sin embargo, pese a que también ha aumentado el número de personas ocupadas respecto al año anterior (1.400 más) la tasa de actividad continúa bajando (49,32% frente al 50,56% de finales de 2016). Así, este indicador continúa siendo uno de los más bajos del país.

Por ello, desde la patronal leonesa inciden en que sigue siendo necesario redoblar los esfuerzos para aunar medidas de estímulo, por un lado, de la actividad económica y, por otro, de mejorar las vías de acceso al mercado laboral para que todas esas personas en edad de trabajar encuentren un empleo en la provincia.

Fele también confía en que los esfuerzos realizados en cuanto a negociación colectiva y diálogo social sirvan para sentar las bases de crecimiento en los sectores más importantes de la economía leonesa para de esta forma conseguir retener el talento y que la población apueste por esta provincia para conseguir una oportunidad laboral.

Los datos de la EPA, junto a los últimos datos conocidos del paro, confirman que León cierra un 2017 positivo en creación de empleo y se abre un nuevo año que la Fele prevé sea de crecimiento sostenido.

Impactos: 54