La subvención será otorgada por el Instituto para la competitividad empresarial (ICE), de acuerdo con la medida aprobada en el Consejo de Gobierno celebrado ayer.

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León celebrado ayer jueves aprobó la concesión de una subvención por importe de 1,5 millones de euros a las universidades de Burgos y Salamanca, a la Fundación General de la Universidad de León y de la Empresa (FGULEM) y a la Fundación Parque Científico de la Universidad de Valladolid, con las que se pretende favorecer el desarrollo de polos de emprendimiento innovador.

La portavoz y consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, explicó en su comparecencia que estas instituciones y entidades públicas ejecutarán un plan de actividades que incluye detección de ideas empresariales con valor añadido, formación, tutorización y apoyos para la captación de clientes y financiación, con el fin de impulsar la transformación de iniciativas en negocios viables.

La subvención directa será otorgada por el Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE), ente adscrito a la Consejería de Economía y Hacienda, y se destinará a facilitar la puesta en marcha de nuevos proyectos innovadores con potencial de crecimiento, que contribuyan a diversificar el tejido empresarial de Castilla y León y a incrementar la presencia de las nuevas tecnologías en los procesos productivos. Hay que apuntar que la Fundación General de la Universidad de León y de la Empresa (FGULEM) recibirá un total de 175.000 euros.

RED DE EMPRENDIMIENTO E INNOVACIÓN

Las cuatro entidades académicas receptoras de esta ayuda están integradas en la Red de Emprendimiento e Innovación promovida por la Junta para ejecutar la Estrategia de Emprendimiento, Innovación y Autónomos 2016-2020, en el que se enmarca esta iniciativa, que contribuirá a intensificar la colaboración con los agentes del sistema de innovación que trabajan en la Comunidad para apoyar nuevos proyectos empresariales.

El plan de actividades que van a ejecutar se ha unificado bajo la denominación ‘Programa de Apoyo al Emprendimiento Tecnológico e Innovador 2018-2020’ y consta de acciones específicas y comunes. En este último apartado destacan las medidas para la detección de ideas, selección de proyectos y creación de itinerarios personalizados, los talleres de formación especializada y tutorización posterior en torno a materias legales y de gestión, propiedad intelectual e industrial, mercadotecnia y ventas, o el posicionamiento de la estrategia de comunicación ante clientes o inversores.

Los destinatarios del programa se beneficiarán también de la organización de ‘tech days’ y ‘venture days’. El primer concepto hace referencia a encuentros entre los promotores de los negocios y las principales compañías líderes de la Comunidad y grupos de investigación universitarios para favorecer la colaboración entre ambos, mientras que el segundo término alude a eventos dirigidos a la búsqueda de financiación.

Impactos: 58