OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Monserrat es el impulsor de “Pintores Leoneses del siglo XIX”, de la colección María Concepción Gago, que lleva el nombre de su madre como homenaje a ella, y se puede visitar desde hoy en el Museo Provincial. 

La colección está formada por obras pictóricas realizadas entre el siglo XVII y mediados del XX. Destacan las obras de pintores realistas, tanto españoles del XIX, con telas de Raimundo de Madrazo, José Casado del Alisal, Francisco Pradilla, Ulpiano Checa; como flamencos y holandeses del XVII, con obras de Simon de Vos, Godfried Schalcken, Pieter van Asch, Moses van Uyttenbroek, entre otros, abarcando también, en menor medida, otros periodos y tendencias.

Este depósito está constituido por obras de pintores leoneses nacidos en el siglo XIX, pertenecientes a la “Colección María Concepción Gago”. Todas ellas tienen como tema la figura femenina, desde retratos de peripuestas pero encantadoras niñas a mujeres de varia condición.

Enrique Dorda y Rodríguez es uno de los más representados en la colección con dos óleos y cinco retratos al pastel. De estos últimos, cuatro son chiquillas, destacando el papel de Beatrix von Heeren. Todos ellos justifican que Dorda fuera apodado “el pintor de los niños”. Junto a ellas, otras dos obras de su primera época: Una buena vara, presentada por el pintor a la Exposición Internacional de San Sebastián de 1896, y Joven lectora en la mecedora, ambas al óleo y sin ánimo retratístico.

La colección se completa con Mujer leonesa, de Primitivo Álvarez Armesto, y la Joven con chal, de Demetrio Monteserín.

La pintura del siglo XIX está marcada por dos grandes Revoluciones, la francesa y la Industrial. Por un lado, la Revolución francesa obligó a los artistas a buscar nuevos clientes entre la burguesía, relegando temas religiosos, alegóricos y de aparato. La Revolución Industrial puso en sus manos nuevos pigmentos sintéticos, que permitieron pintar al aire libre y aclarar sus paletas, así como nuevas y diversas inquietudes sociales.

Impactos: 51