OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Las pocas luces que demuestra el Ayuntamiento de León con respecto a las luminarias nos confirman una vez más que los recursos de todas están en manos de quienes poco respetan lo público.

Ayer por la noche, además de la nieve, nos sorprendió ver como los operarios del servicio municipal de alumbrado se afanaban en reponer y arreglar las luces navideñas tras la ciclogénesis “Ana”. Hasta ahí sería todo normal si estas luces navideñas no fueran alquiladas por un coste de 61.036,76 € con un contrato de “Servicio de montaje, gestión, mantenimiento y desmontaje del alumbrado ornamental de rotondas y eje principal desde la plaza de Guzmán a la Catedral para las fiestas de Navidad 2017-2018”

Lo lógico cuando cualquiera alquila un servicio como este que incluye el mantenimiento sería que la propia empresa fuera la que realizara el mantenimiento de las luces en caso de rotura, desprendimiento etc., que para eso se está pagando. Decimos lo lógico, ya que no es lo habitual en este ayuntamiento.

La gestión de lo público conlleva una responsabilidad no solo en la ejecución, sino en el cumplimiento de las contrataciones realizadas, por lo que para nosotras no tiene ninguna lógica que además de pagar más de 61.000€ para iluminar las calles en estas fechas, sean las brigadas municipales del servicio las que realicen las reparaciones con orden del capataz desde Ordoño II hasta la catedral.

Nos preguntamos también donde está la fuente de luz que consta en el pliego de contrataciones y que no hemos visto en ningún lugar. Quizás la estética de la misma, que parece ser que no era demasiado agraciada, la ha llevado a la ocultación. Lamentamos que la ética no influya tanto en los responsables de gobierno y  nos permitan ver como malgastamos horas de trabajo de nuestras brigadas en ocultar (o iluminar) las vergüenzas de los responsables.

León Despierta

Impactos: 51