Los indicadores del paro registrado en el mes de octubre en Castilla y León muestran resultados negativos respecto a la media española y constatan la debilidad del modelo económico en Castilla y León.

Castilla y León no se merece un Gobierno anodino e insensible a la realidad del paro y la precariedad. Nuestra Comunidad necesita poner fin a las políticas de austeridad y emprender un nuevo proyecto político y económico que genere empleo estable y de calidad.

La precariedad laboral y la incapacidad del PP para revertir la situación se ha convertido en un mal estructural que nos martillea mes tras mes y que se traduce en la terrible despoblación que nos empequeñece  cada vez más cómo comunidad.

Castilla y León merece un futuro y eso pasa por un cambio en el gobierno para acabar así con la precariedad, para poner fin a la DESPOBLACIÓN, para hacer que por fin las personas en esta comunidad sean lo primero.

Los datos de este mes constatan la marcada estacionalidad de la contratación en nuestra Comunidad Autónoma. En este sentido, Podemos Castilla y León viene reclamando la superación de un modelo económico agotado y la apuesta por los sectores estratégicos, la innovación y los servicios públicos. Sin embargo, los Presupuestos presentados por la Junta de Castilla y León ahondan en las políticas de austeridad y contribuyen a obstaculizar la creación de empleo. Además, la elevada temporalidad del empleo creado confirma los nocivos efectos de las sucesivas reformas en nuestra Comunidad Autónoma.

El número de parados registrados en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo de Castilla y León se ha incrementado en octubre en 4.977 personas, siendo la subida del 3,17% respecto al mes anterior. El total de parados registrados en Castilla y León ascendió a 161.931 personas. Los sectores en los que más aumenta el paro registrado son la agricultura y los servicios.

La cifra de contratos realizados en octubre también se ha reducido respecto al mes anterior en 1.758 y el porcentaje de contratos temporales ha alcanzado la preocupante cifra del 90,61%. En cuanto a los datos acumulados, los contratos temporales suman el 91,60% del total. La afiliación a la Seguridad Social en el mes de octubre supuso un escaso incremento del 0,20%, un crecimiento inferior al de la media estatal. La cifra de beneficiarios de prestaciones por desempleo también se redujo 6,96% respecto al mes anterior.

Los datos del paro del mes de octubre revelan la sistemática discriminación de las mujeres en el acceso al empleo y la necesidad de incorporar las políticas de igualdad de manera transversal. El porcentaje de paradas registradas se sitúa en el 58,15% del total y, en relación con las personas paradas registradas que carecen de empleo anterior, el porcentaje de mujeres se eleva al 67,92%.

Impactos: 50