La Federación Leonesa de Empresarios y representantes sindicales (UGT, CCOO y CSIF) han sellado esta mañana el nuevo convenio colectivo que afecta al sector de transporte urbano de viajeros de la provincia de León, cuyas negociaciones comenzaron en el mes de junio de 2016. El convenio tiene vigencia hasta el año 2019.

Se pacta un incremento  salarial del 1,8% para 2017 y, para el resto de años de vigencia, el incremento será acorde al aumento del IPC del año anterior con un suelo del 0,75%.

Entre otros acuerdos que incluye el convenio, se crea, con efectos a partir de enero de 2017, un plus de reducción de absentismo para los conductores y medidas de incentivo a la jubilación parcial.

El texto incluye una jornada anual de 1720 horas y afecta a casi 200 trabajadores.

Impactos: 6