Los directores generales de Salud Pública y Política Educativa Escolar, Agustín Álvarez y Ángel Miguel Vega, respectivamente, han asistido esta mañana a la actividad ‘Educación para una vida saludable’, que se ha desarrollado en el Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) ‘La Cogolla’ de Fuentesnuevas, en Ponferrada (León). A través de esta iniciativa, 45 alumnos del colegio elaborarán un menú saludable con productos del Bierzo y de Castilla y León. Esta actividad se enmarca dentro del Plan Global de Mejora de los comedores escolares de la Comunidad, desarrollado por la Consejería de Educación desde el curso 2014-2015.

El comedor escolar es un importante instrumento de conciliación de la vida familiar, laboral y escolar. Es, además, un servicio que favorece la compensación de posibles carencias socioeconómicas y, por ello, es garante de la escolarización en condiciones de igualdad gracias al sistema de ayudas implantado por la Consejería de Educación. Prueba de ello son los casi 34.000 escolares que cada día hacen uso de este servicio.

Dentro del Plan Global de Mejora de Comedores Escolares, puesto en marcha por la Consejería de Educación en el curso 2014-2015, se realizan diversas actuaciones encaminadas a prestar un servicio de calidad integral: no solo se pretende servir menús sanos y equilibrados, junto con el adecuado cuidado de los escolares, sino que hay otros objetivos como la educación en hábitos saludables y concienciación medioambiental.

El objetivo de la campaña ‘Educación para una vida saludable’ es dotar a los escolares de las destrezas y herramientas necesarias para desarrollar en su día a día un estilo de vida saludable. De esta manera, se pretende concienciar a los escolares de Castilla y León en la necesidad de adquirir hábitos de alimentación y ejercicio saludables, así como de una correcta hidratación, haciendo especial hincapié en la importancia del almuerzo y la merienda dentro de un marco alimenticio equilibrado, y que este sea el camino para que la información llegue a las familias.

La actividad, a la que han asistido los directores generales de Salud Pública y Política Educativa Escolar, Agustín Álvarez y Ángel Miguel Vega, respectivamente, se ha desarrollado en el CEIP ‘La Cogolla’ de Fuentesnuevas.

Así, se ha repartido entre los 45 alumnos de 5º y 6º de Primaria material didáctico que junto con los consejos de nutrición saludable expuestos por un nutricionista y un cocinero, que elaborará un menú saludable con productos del Bierzo y de Castilla y León, servirán para reforzar los conocimientos de los escolares sobre esta materia. Además, posteriormente, se ha realizado una degustación. Esta actividad se realizará cada mes en una provincia de la Comunidad.

Tierra de Sabor Saludable

Los hábitos alimentarios determinan la salud y la esperanza de vida, hábitos que se van adquiriendo desde la infancia. Por este motivo, la Consejería de Agricultura y Ganadería, a través de Tierra de Sabor Saludable, está llevando a cabo una línea de trabajo para incluir en los menús diarios de los colegios recetas cuyos productos estén amparados por este sello.

De este modo, llevarán el corazón azul aquellos productos que favorezcan a los consumidores una alimentación cardioprotectora y aquellos que contengan al menos un nutriente cuyo beneficio para la salud haya sido reconocido científicamente. Podrán incluir este marchamo las legumbres como las judías pintas, blancas, alubias negras, alubias blancas, garbanzos, lentejas, habas secas y los guisantes; frutos secos como las almendras, castañas crudas, piñones; el aceite de oliva virgen extra; las setas; las verduras como la calabaza, judías verdes, espinacas, zanahoria, lechuga, tomate, brécol, col, coliflor, repollo, lombarda, espárrago, ajo, apio, puerro, nabo y patata; las frutas como el arándano, el kiwi y la fresa; y la miel.

Además, para promover una alimentación saludable, la Junta va a poner en marcha recetarios saludables. Se diseñarán partiendo de los productos de Tierra de Sabor, junto con aquellos que estén reconocidos con el corazón azul, y bajo la supervisión de expertos en nutrición y en salud pública.

Impactos: 65